Proteína en polvo: para qué sirve y cómo tomarla

¿Las proteínas en polvo para aumentar la masa muscular tienen algún efecto negativo en el cuerpo? La respuesta rápida es un no, pero solo si se consumen en las dosis correctas y bajo supervisión médica.

Los entrenadores físicos suelen recomendar el uso de suplementos para aumentar la masa muscular, teniendo en cuenta que el ejercicio por sí solo en un gran número de casos no es suficiente para lograr los resultados deseados. Igualmente, se debe tener en cuenta que las proteínas en polvo tienen tantos efectos positivos durante el entrenamiento como lo hacen los aminoácidos y la cretina, ya que reponen los minerales que se liberan durante el día y/o después de un entrenamiento intenso. Además, algunas son de gran ayuda para aquellos que, a pesar de sus mejores esfuerzos, no pueden aumentar de peso o generar masa muscular.

Existen muchos tipos proteína en polvo avaladas en el mercado. Están las que se obtienen del huevo, el suero, la soja o la caseína. Funcionan como complementos alimenticios que se toman como parte de una dieta y rutina física centrada en el desarrollo de la masa magra. Son un verdadero concentrado de aminoácidos que el cuerpo no puede producir por sí mismo, sino que se obtienen por medio de los alimentos.

Sirven para construir músculos y aumentar la masa muscular, pero al mismo apoyan la pérdida de peso, ya que si se tiene un índice de masa corporal desequilibrado o si se desea maximizar la cantidad de músculo, también es importante aumentar la cantidad de proteínas diarias lo que le ayuda al cuerpo a tener más materia prima disponible para construir al desarrollo de los músculos.

En este punto es donde las proteínas entran, ya que en esencia son un compuesto de las fuentes de proteína que han demostrado ser más útiles y que se obtienen de alimentos como la carne, el pescado, los huevos o los productos lácteos. Estos alimentos también contienen grasas y carbohidratos que dan lugar a una alta ingesta de calorías, por lo que se puede decir que son un alimento completo.

Las proteínas en polvo se absorben disolviendo el compuesto en agua o leche y suele ir acompañado de alguna fruta o avena para mejorar su asimilación. También se pueden encontrar barras de proteína y mezclas de carbohidratos usados como un sustituto de emergencia para las comidas principales, pero no se recomienda su uso prolongado. En cuanto a cuándo tomarlas, hay ciertos momentos del día que son especiales, debido a que permiten al cuerpo sintetizar su consumo de mejor forma, generalmente antes del entrenamiento. Sin embargo, la mejor estrategia es distribuirla después de entrenar o como media tarde.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

Algunas contraindicaciones pueden ser la aparición de acné o reacciones alérgicas hacia algunos componentes. Uno de los efectos secundarios más serios se presenta en el intestino con la aparición de hinchazón, diarrea y gases. Esto generalmente es causado por una sobredosis. Además, se pueden presentar algunos trastornos renales en personas predispuestas o que consumen la proteína en exceso.

Algunos estudios también señalan que pueden ser la causa de la formación de cálculos renales, debido a que las proteínas requieren un entorno corporal ácido que el cuerpo remedia con iones de calcio. La inflamación del hígado también se presenta, porque este es capaz de metabolizar proteínas en cada comida, haciendo su presencia excesiva.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address