Un estudio francés revela que el virus no morirá con la llegada del verano

La llegada del verano no significa que el virus morirá: La capacidad del Coronavirus de adaptarse a circunstancias diferentes y complicadas es una de las claves de su rápida propagación y una de las principales características que lo hacen tan peligroso para los humanos.

Por esta razón, la Universidad de Aix Marseille, Francia, ha llevado a cabo pruebas para evaluar la temperatura a la que el Coronavirus puede sobrevivir. Los resultados llevarían a la hipótesis de que la epidemia desaparecería con el verano. Esto es reportado por el Corriere dello Sport.

Los científicos, dirigidos por el profesor Remi Charrel, han creado dos cultivos de células renales de un mono africano. Uno de ellos contenía proteína animal, así que estaba contaminado. El otro sin ningún tipo de condicionamiento. El primero fue sometido a una temperatura de 60° durante una hora y algunas cepas sobrevivieron e incluso se reprodujeron después. En el segundo caso en cambio, murieron.

Se realizó una segunda prueba a 92° durante 15 minutos y fue efectiva.

En conclusión, la teoría de que la llegada del verano habría puesto fin a la pandemia ha disminuido, hipótesis que ya había sido parcialmente negada por varios expertos.

También puedes leer: Coronavirus, ¿Debes realizar las compras con los guantes puestos?