Salud

Un simple análisis de sangre puede diagnosticar el Alzheimer veinte años antes

Un análisis de sangre para diagnosticar el Alzheimer antes de que manifieste sus efectos. Los científicos han descubierto que pequeños fragmentos de una proteína que aparece en el cerebro de las personas que la padecen también empiezan a circular en el torrente sanguíneo al principio de la enfermedad.

El descubrimiento abre la puerta a la detección generalizada del Alzheimer y podría permitir a los médicos diagnosticar la enfermedad mucho antes, dando la posibilidad de detener o revertir el deterioro del cerebro. La Dra. Rosa Sancho, jefa de investigación de Alzheimer Research UK, explica: «Un análisis de sangre fiable para la enfermedad de Alzheimer sería un gran impulso para la investigación de la demencia, permitiendo a los científicos probar los tratamientos en una etapa mucho más temprana. Esto, a su vez, podría conducir a un gran avance para los que viven con esta enfermedad».

Anteriormente, era posible detectar su presencia mediante escáneres cerebrales, que pueden ser costosos, o una punción lumbar, que es un procedimiento invasivo. Los científicos, por otro lado, sabían que el nivel de tau en el líquido cefalorraquídeo podía predecir la aparición de síntomas cognitivos, pero no estaban seguros del mismo procedimiento con la sangre. Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en San Luis, desarrollaron una técnica para detectar pequeñas cantidades de tau en tan sólo cuatro mililitros de sangre y descubrieron que estaba relacionada con los niveles de demencia. La gente sana tenía niveles muy bajos de tau.

Diagnosticar el Alzheimer con un análisis de sangre

La investigación, presentada virtualmente en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer (AAIC), fue aclamada como un gran avance por los expertos británicos. El profesor Clive Ballard, profesor de enfermedades relacionadas con la edad en la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, dijo: «Esta investigación representa un paso emocionante hacia el desarrollo de un análisis de sangre que podría ayudar a identificar la enfermedad de Alzheimer centrándose en subtipos específicos de tau, una de las proteínas clave que se vuelven anormales con la enfermedad de Alzheimer. Se necesitará mucho trabajo para lograr la estandarización de la prueba en todos los laboratorios, por lo que podría tomar al menos cinco años.

El profesor Nick Fox, profesor de neurología clínica del University College London (UCL) añadió: «Creo que ahora estamos viendo pruebas convincentes de que los análisis de sangre pueden identificar realmente el Alzheimer, y creo que las veremos rápidamente en la práctica clínica». Sin embargo, algunos expertos han expresado su preocupación por las consecuencias éticas de informar a alguien de que es probable que desarrolle la enfermedad años antes de que aparezcan los síntomas y, en particular, antes de que se disponga de tratamiento.

El profesor David Curtis, del Instituto de Genética de la UCL, dijo: «Las posibles implicaciones de estas pruebas predictivas podrían plantear algunos problemas para la sociedad. ¿Las personas quieren saber si desarrollarán la enfermedad de Alzheimer porque no hay tratamiento? ¿Querría la gente usar esta información para planificar la jubilación o hacer arreglos anticipados para el cuidado? Puede que haya algunas cuestiones éticas difíciles en las que pensar.

También puedes leer: La rúcula un excelente alimento para la hipertensión y el corazón