BellezaEstilo de vida

Así puedes lograr un buen maquillaje en una piel sensible, sin causar daños

Picazón, enrojecimiento constante, ardor, erupciones e hinchazón, son algunos síntomas de la piel sensible

En esta época el maquillaje se ha vuelto primordial tanto en mujeres, como en hombres. Además ya no es solo una práctica exclusiva para salir a la calle de manera presentable; sino que se hace por hobby, por aprendizaje, o con el fin de crear contenido y publicarlo en redes sociales.

Cualquier que sea el propósito, el rostro es sometido a una gran cantidad de productos; desde hidratantes, pasando por elementos en crema, en polvo, con glitter y hasta fijador para extender la eficacia y duración del maquillaje.

Esto en algunos casos resulta perfecto y sin inconveniente alguno; pero en otros puede generar reacciones adversas cuando se tiene una piel sensible.

¿Pero cómo saber cuándo nuestra piel es sensible?… Generalmente esto se manifiesta a través de picazón, enrojecimiento constante, ardor, erupciones e hinchazón. Los motivos pueden ser una enfermedad alterna, hábitos errados en el aseo, alergias o deshidratación.

Maquillaje + limpieza

Para que no tengas que renunciar al maquillaje, recomendamos seguir los pasos que te planteamos a continuación:

Lo primero y esencial es aplicarlo con el rostro siempre limpio; para eso se sugieren jabones neutros y exfoliantes. Si no es así, el maquillaje estaría encima de las impurezas y los resultados no serían buenos desde ningún aspecto; en especial visualmente.

Una vez limpia, la cara debe estar hidratada antes de recibir los cosméticos, y luego es necesario aplicar protector solar para mitigar el impacto de los rayos UV. Este último es un consejo que tienen como premisa los más famosos maquilladores a nivel mundial.

Otro punto ideal es usar productos hipoalergénicos y dermatológicamente comprobados por entidades competentes; pues así se tendrá la certeza de que sus componentes no están adulterados. Para ello es importante prestar atención a las etiquetas y verificar que están sean auténticas.

También tienes que mantener limpias las herramientas, ya sea brochas o motas; ya que en ellas se acumulan bacterias. Es decir, si usas una brocha y no la lavas, posteriormente no solo infectas tu rostro, sino que también haces los propio con otro u otros productos de tu maletín de maquillaje.

Probar los productos en la mano antes que en la cara, es lo mejor para prevenir una reacción alérgica. Recuerda que puede que un polvo compacto (por ejemplo) puede funcionar muy bien en una tercera persona, pero en tí no si tu piel es sensible.

Otros consejos

Por otro lado, vale decir que una piel sensible puede ser muy común, sobre todo en la adolescencia por causa de la pubertad. Cuando los casos son graves, es necesario requerir la atención de un especialista.

De ser el caso, el dermatólogo te recetará algunos medicamentos, ya sean orales o tópicos. Pero mientras tanto puedes hacer caso a estos consejos que da MayoClinic en su portal web.

1) Toques con un paño limpio, fresco y húmedo sobre el área afectada, puede aliviar la picazón.
2) Ducharte con agua tibia (no caliente) y que no pase de 10 minutos, dado que los baños extensos le restan al cuerpo sus aceites naturales.
3) Humificar el rostro para mantenerlo hidratado.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Mayerlin Reyes