¿Puedo tomar agua antes de un análisis de sangre?

Un análisis o examen de sangre es algo que se realiza en un laboratorio clínico y sirve para que los médicos puedan verificar el estado general de salud de una persona.

Cuando tenemos que hacernos algún tipo de análisis de sangre, nos indican que debemos ayunar antes de presentar la muestra, aunque no siempre es así, ya que en realidad las advertencias dependen mucho del tipo de examen de sangre que se vaya a hacer.

Pero ¿se puede beber agua antes de un análisis de sangre?

Por lo regular, el agua no afecta el metabolismo y, por consiguiente, se puede consumir hasta minutos antes de tomar la muestra de sangre. Sin embargo, hay algunas excepciones, si se bebe demasiada agua está sobrehidratación podría alterar los resultados de la prueba.

Usualmente, las restricciones y prohibiciones antes de un análisis de sangre no relacionan al agua, debido a que esta sustancia no altera los resultados de ninguna manera. Por lo tanto, si tiene la necesidad de consumirla puede hacerlo incluso minutos antes de la abstinencia. Asimismo, se recomienda que después de realizar el examen se tome agua para reponer los líquidos perdidos y restablecer los niveles de presión arterial.

En cuanto a beber agua antes de un análisis de orina, no hay contraindicaciones al respecto. Por lo tanto, el único efecto que se tendrá ingiriendo una gran cantidad de agua es que la orina se vuelva más clara, algo que no alterará los resultados que se obtengan en el laboratorio.

Algunas de las indicaciones para prepararse antes de un análisis de laboratorio son las siguientes:

Se aconseja ayunar entre 8 y 12 horas antes de los análisis de sangre. No obstante, tenga en cuenta que esta indicación no es necesaria para todas las pruebas, ya que algunas se pueden hacer de manera segura con el estómago lleno.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

En cuanto a lo que se debe comer la noche anterior al análisis, se recomienda no consumir alimentos grasos o fritos debido a que estos podrían aumentar los niveles de triglicéridos. Asimismo, se aconseja evitar las carnes rojas para no distorsionar los niveles de ácido úrico.

Evite completamente la ingesta de alcohol incluso días antes del análisis, ya que los estudios que permiten valorar la funcionalidad del hígado podrían verse afectados.

De igual manera, evite el consumo de cigarrillos antes de los análisis debido a que fumar estimulan el aumento de muchas sustancias como: cortisol, aldosterona, adrenalina y carboxihemoglobina.

No beber café, té, leche, jugos de frutas y demás líquidos que afecten el metabolismo antes de la muestra es fundamental porque podrían afectar la prueba de azúcar en sangre y la de catecolaminas.

Tenga presente no realizar ninguna actividad física al menos 8-12 horas antes del examen, debido a que esto provocaría cambios en las actividades enzimáticas y en la creatinina en el examen de orina.

Si tiene que suspender algunos medicamentos antes de los análisis, debe hablar con su médico, quien le indicará lo que tiene que hacer.