Los pulmones de los exfumadores se curan, según una investigación científica británica

Buenas noticias para los exfumadores, según un estudio dedicado a las causas del cáncer de pulmón, este puede ser curado después de dejar de fumar.

Los pulmones de los exfumadores se curan, según una investigación científica británica

Un estudio realizado por investigadores del Colegio Universitario de Londres y del Instituto Wellcome Sanger ha demostrado que los pulmones de los exfumadores pueden curarse. Los resultados de la investigación se publicaron en la revista Nature. Es una noticia que sólo puede hacer felices a todos los que ya han dejado de fumar y tal vez inducir a los fumadores a hacerlo.

Recuperar la salud después de dejar de fumar

Durante años se ha sabido que dejar de fumar puede ser bueno para el cuerpo, pero que los pulmones de los que dejan de fumar pueden curarse es una noticia sensacional y sorprendente. La investigación científica británica que ha demostrado esto, ha comparado los pulmones de los fumadores con los de los exfumadores. El objetivo del estudio era arrojar más luz sobre las causas del cáncer y los investigadores destacaron que dejar de fumar no sólo evita un empeoramiento de la situación pulmonar, sino que las células sanas crecerán y reemplazarán a las dañadas.

Mutación del ADN

Las numerosas sustancias químicas que contienen los cigarrillos también provocan otras enfermedades como el enfisema u otras enfermedades crónicas en los pulmones que pueden ser permanentes. El daño causado por el tabaco a las células causaría hasta 10.000 mutaciones genéticas que pueden facilitar la multiplicación de las células cancerosas.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Mini bombas de tiempo

Las células que sufren miles de alteraciones genéticas, según Kate Gowers, investigadora del UCL, pueden ser consideradas como mini bombas de tiempo, a la espera del próximo golpe que las haga avanzar hacia el cáncer.

El descubrimiento del estudio británico sorprendió a los propios investigadores, Peter Campbell del Instituto Sanger quien dice que «Hay una población de células que, en cierto sentido, llenan mágicamente el revestimiento de las vías respiratorias. Una de las cosas extraordinarias fue ver que en los pacientes que habían dejado de fumar, incluso después de 40 años de fumar, se producía una regeneración de células totalmente inmunes a la exposición al tabaco».