Cocina, recetas y alimentos

4 tipos de pescado que es mejor no incluir en la dieta

El pescado es un excelente alimento que contiene muchas propiedades que ayudan a nuestro organismo, sin embargo, existen algunas especies que no deben ser consumidas en exceso. Veamos algunos detalles.

El pescado es una fuente de nutrientes vitales para nuestro organismo. La guía alimentaria de España sugiere que la ingesta de este alimento sea al menos de 2 o 3 porciones por semana, dicho de otra forma, de 225 gr a 240 gr distribuidos en 2 porciones.

La mayoría de las personas no consumen la cantidad suficiente de pescado. En promedio, los españoles consumen 100 gr por semana.

Evita el consumo de estos 4 pescado en tu dieta:

Tiburón.

Debido a que se encuentra en vía de extinción, es mejor evitar el consumo de estos depredadores. Asimismo, como se encuentran en la cima de la cadena alimentaria, estos animales suelen alimentarse de pescados que están contaminados con mercurio, lo cual incrementa sus niveles de toxicidad.

Marlín.

Este animal es conocido por tener unas afiladas aletas y un largo y afilado rostrum. Su población se está reduciendo debido a que, con frecuencia, los pescadores los pescan y/o matan para encontrar otras especies. Como estos peces están en la cima de la cadena alimentaria, son propensos a contener una alta cantidad de toxinas. Los marlines suelen contener altos niveles de mercurio y otros componentes tóxicos que pueden ser nocivos para las personas.

Anguila.

Las anguilas de agua dulce, por lo general, provienen de granjas altamente contaminantes, y las anguilas salvajes están desapareciendo. Asimismo, las anguilas pueden estar contaminadas con mercurio. Una buena opción para reemplazar a este animal son las langostas.

Camarones importados.

Los mariscos importados poseen una cantidad de bacterias, por ejemplo: E. coli, salmonela, listeria, antibióticos y residuos químicos. En lugar de consumir los importados, consume camarones que sean del mercado nacional. También puedes optar por camarones de cría que no tengan algún producto químico o antibióticos. Es importante que al momento de comprar mariscos la textura esté firme, la corteza debe ser translúcida, de un color verde grisáceo o rosa. No compres los que tengan manchas negras o lados ennegrecidos

Estos son los mariscos que deberías consumir con más frecuencia:

Bacalao del Pacífico.

Es un pescado blanco, escamoso y con un sabor ligero, como el eglefino y la pescadilla. Es rico en vitamina B12, proteínas, fósforo y niacina. Los expertos atribuyen entre los beneficios del bacalao la pérdida de peso debido a la gran cantidad de proteínas de alta calidad y aminoácidos reguladores del metabolismo que posee.

Sardinas.

No importa si son frescas o en conserva, las sardinas son un alimento muy nutritivo y económico. Es fácil de conseguir, ya que se puede comprar en la mayoría de los supermercados. Las que vienen en latas contienen sardinas enteras o fileteadas en aceite, agua, salsa de tomate o especias. Al igual, las sardinas son una fuente de vitamina D, la cual el cuerpo no puede producir de forma natural. Como se encuentran en la parte baja de la cadena alimenticia, suelen contener menos mercurio. Si lo consumes al menos dos veces por semana, tus huesos te lo agradecerán. Podrás obtener hasta el 40% del consumo diario recomendado de calcio por ración. Debido a que la mayoría de las personas no ingieren la cantidad suficiente de calcio, las sardinas son una buena opción para muchos tipos de dietas.

Salmón salvaje del Pacífico.

El salmón salvaje del Pacífico aporta vitamina D, selenio metabólicamente beneficioso, ácidos grasos omega-3, grasas buenas que protegen al cuerpo de las enfermedades del corazón, y vitamina B12, increíble para el cerebro y el organismo. Cuando hablamos de Salmón salvaje hacemos referencia a que son menores sus índices de mercurio, tienen menos antibióticos y hormonas y han crecido libremente”.