LifeStyle

¿Qué comer para combatir el calor del verano?

Estos son algunos consejos y alimentos a elegir que le ayudan a sentir menos calor y soportar mejor las altas temperaturas.

Con el calor sofocante de estos días, los aires acondicionados no son suficientes para llegar al final del día. Incluso la nutrición, es muy importante para asegurar que su cuerpo tenga la energía adecuada para enfrentar todo el día estas temperaturas tan altas. Entre el calor y el sudor, el cuerpo pierde muchos líquidos y sales minerales, por lo que es importante reponerlos al elegir cremas hidratantes y alimentos con alto contenido de minerales. En primer lugar, frutas y verduras, pero, ¿con qué frecuencia? Debemos comer frutas y verduras cinco veces al día, para evitar la deshidratación y la pérdida excesiva de sales minerales. Además, el potasio contenido en los vegetales frescos facilita el drenaje de líquidos dentro de los tejidos, aliviando esa sensación molesta de pesadez en las extremidades inferiores. No menos importante, es primordial beber mucha agua, al menos dos litros al día.

¿Qué comer cuando hace calor?

En este periodo se puede comer:

  • Calabacín.

El calabacín es un vegetal con un valor calórico muy bajo, compuesto por 95% de agua. Además, es una excelente fuente de minerales (potasio, hierro, calcio y fósforo), vitamina A, vitamina C y carotenoides.

  • Pepinos.

Estos consisten en un 96 por ciento de agua, pero también contienen vitamina C, aminoácidos y sales minerales como potasio, calcio, fósforo y sodio. Además, son un buen diurético, refrescan y tienen una acción desintoxicante.

  • Melón.

El melón es hidratante y refrescante, que también consiste en mucha agua (90 por ciento). Es una excelente fuente de vitamina A y C, fósforo y calcio. Además, el alto porcentaje de potasio presente en su pulpa también tiene efectos beneficiosos sobre la circulación y la presión arterial.

  • Melocotones.

Esta fruta contiene calcio, potasio, hierro y es rico en vitamina C. Ligeramente laxante y diurético, tiene propiedades refrescantes y desintoxicantes, además de proteger la piel y los ojos gracias a la presencia de betacaroteno.

  • Sandía.

La fruta de verano por excelencia no podía faltar. Su pulpa es rica en carotenoides, sustancias antioxidantes esenciales para contrarrestar los radicales libres. Se compone de más del 90 por ciento de agua, pero también contiene una gran variedad de vitaminas A, C, B y B6, y sales minerales como el potasio y el magnesio, excelentes aliados para combatir la sensación de agotamiento debido al calor. Por lo tanto, es un alimento perfecto para calmar la sed, desintoxicante y diurético.

  • Pollo.

Finalmente, el pollo, que tiene un buen contenido proteico y una buena cantidad de sodio, potasio, fósforo, magnesio, hierro, selenio, vitaminas B1 y B2. También es muy digestible.

Algunos consejos más

  • Evite las bebidas alcohólicas y azucaradas;
  • comer frutas y verduras de temporada, además de pescado;
  • Evite las salchichas y alimentos sazonados;
  • Comer poco pero a menudo durante el día;
  • Comer platos frescos y ligeros;
  • Para comenzar el día, desayuna con yogurt, fruta fresca y cereales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.