¿Qué debemos hacer si nuestro gato sufre una intoxicación alimentaria?

Cuando tenemos una mascota, significa que debemos cuidar de ella y estar muy pendiente de todas sus necesidades, sobre todo en lo que respecta a su salud para poder garantizar que tenga una vida sana, feliz y muy tranquila. Por lo tanto, uno de los aspectos más importantes es la nutrición.

Como se indica siempre, los gatos nunca deben consumir alimentos para los humanos y lo mejor es escuchar las recomendaciones del veterinario para garantizarle a nuestro gato el aporte adecuado de nutrientes que debe recibir con relación a sus necesidades.

Síntomas de intoxicación en gatos.

Estos síntomas pueden variar de acuerdo con el tipo de alimento que haya ingerido el animal:

  • Dolor abdominal.
  • Diarrea y vómito.
  • Falta de apetito.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria.
  • Temblores y hasta convulsiones.
  • Deshidratación.
  • Somnolencia.
  • Salivación excesiva o aparición de espuma en la boca.
  • Pupilas dilatadas.
  • Dificultad para respirar.
  • Ataxia o falta de coordinación y problemas neurológicos.
  • Convulsiones, temblores o espasmos musculares involuntarios.
  • Debilidad que produce mareos, desmayos o pérdidas de conocimiento en nuestro gato.

Alimentos que pueden provocar esta intoxicación.

Entre los alimentos que están prohibidos para nuestros amigos felinos se encuentran: cebolla, chocolate, tomates, patatas, uvas y ajo. Estos alimentos pueden tener algún efecto tóxico en los gatos, incluso en gran medida.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Asimismo, hay alimentos que no son recomendados, aunque no tengan efectos tan graves como los anteriores y podrían ocasionar diferentes tipos de trastornos muy molestos. Estos son: carne cruda, huevos, conservas de atún y leche.

¿Qué hacer si se produce una intoxicación alimentaria?

Si cree que su gato puede estar sufriendo una intoxicación alimentaria, lo primero que debe hacer es comunicarse con su veterinario. Si es posible, identifique la sustancia y la dosis estimada, el lugar y el modo de la exposición, el tiempo transcurrido desde la exposición y el tiempo entre la exposición y la aparición del primer síntoma.

Esta información es fundamental para que el veterinario pueda establecer el método de tratamiento para aliviar y sanar al gato de la intoxicación alimentaria sufrida. Algo que también es crucial es mantener la calma, tanto para que el animal no se agite más como para permitir que el veterinario haga bien su trabajo.

Aunque la intoxicación en gatos, bien, porque haya ingerido accidentalmente algún producto dentro de nuestro hogar o bien, porque se lo haya proporcionado alguien externo y malintencionado es por desgracia frecuente, lo más importante es que nosotros actuemos con rapidez ante la primera señal sospechosa que tengamos y acudamos con él al veterinario en la mayor brevedad posible. El tiempo es oro y en este caso resultará vital para salvar a nuestro gato de una muerte segura y dolorosa.