Salud

¿Qué es el herpes vaginal y cómo prevenirlo?

El herpes vaginal es una infección de transmisión sexual bastante común. En este artículo, descubriremos formas de prevenirlo.

Si bien contamos con diversos medios para prevenir las infecciones de transmisión sexual, cada vez están más presentes en las consultas médicas. El herpes vaginal, el virus del papiloma humano, la clamidia, etc., son problemas que, lejos de disminuir, están cada vez más presentes.

El herpes vaginal es una infección de transmisión sexual que actualmente es un importante problema de salud pública. Sin embargo, esta ITS se puede evitar si adoptamos una serie de medidas. En este artículo, descubriremos con más detalle qué es el herpes vaginal y cómo evitar contraerlo.

¿Por qué el herpes genital es una ITS?

No consideramos que el herpes genital sea una ETS (enfermedad de transmisión sexual) porque este término es correcto solo cuando la infección de transmisión sexual se convierte en una enfermedad. Por ejemplo, cuando el virus del papiloma humano causa cáncer del útero.

Por lo tanto, el herpes se considera una infección. Su principal característica es la presencia de una llaga o úlcera que se abre, duele y puede exudar. Sin embargo, esta ITS a veces es asintomática.

Esto significa que algunas personas pueden tener herpes y no toman las medidas adecuadas para proteger a sus parejas sexuales de la infección. De hecho, una pequeña herida puede aparecer sin ser particularmente dolorosa y confundirse con una herida tradicional.

En estos casos, es mejor acudir al médico para descartar la posibilidad de una infección de transmisión sexual.

El herpes vaginal no tiene cura

Esto es algo que debemos tener en cuenta y que debería permitirnos ser más conscientes de la importancia de protegernos de las ITS. El herpes vaginal no tiene tratamiento. Aunque puede controlar sus síntomas y hacerlos desaparecer, el herpes puede reaparecer en cualquier momento.

Si el herpes no es curable, es porque es un virus. Por esta razón, una vez que los síntomas han desaparecido gracias al tratamiento adecuado, no debemos creer que estamos curados. En presencia de cualquier herida, es esencial evitar el contacto sexual, o deben tomarse las precauciones adecuadas.

Formas de prevención

Para prevenir la propagación del herpes vaginal, es importante aplicar siempre una serie de medidas de protección. Algunas de estas medidas son:

  • Usar condones: deben usarse tanto para la penetración vaginal como para el sexo anal y oral.
  • No toque las heridas abiertas: si el condón no cubre una herida genital, es mejor evitar el contacto con esa persona, ya que el riesgo de contraer una ITS, como el herpes, es alto.
  • Tenga una higiene impecable: lávese las manos tan a menudo como sea posible cuando sea necesario

En caso de que ya haya ocurrido el contagio, el médico le recetará aciclovir y valaciclovir. Estos medicamentos ayudan a curar las úlceras y reducir el dolor.

Recomendaciones para el herpes vaginal

Los condones son una forma muy efectiva de protegernos contra las ETS y las ITS. Por lo tanto, incluso si está tomando anticonceptivos para prevenir un embarazo no deseado, es importante saber que un condón es esencial.

Es especialmente necesario en caso de que tenga más de una pareja sexual. Además, si tiene herpes vaginal, es su responsabilidad tomar las medidas adecuadas y decir que tiene esta ITS con la persona con la que va a tener relaciones sexuales.

En el mejor de los casos, la forma más efectiva de prevenir la propagación de esta ITS sería evitar el contacto sexual durante la epidemia. Sin embargo, si nos cuidamos a nosotros mismos, no necesariamente será necesario.

Recuerde que las ITS, como el herpes vaginal, no tienen cura. Por lo tanto, podemos sufrir una epidemia en cualquier otro momento. Protegerse será muy importante. ¿Siempre usas el condón en tus relaciones sexuales? Recuerde que durante el sexo oral o anal, el herpes también puede ser contagioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.