¿Qué es un oxímetro y por qué deberías tenerlo en casa?

Especialistas en salud pública están recomendando tener este dispositivo en casa, pues puede dar a conocer de manera temprana si la persona está teniendo afecciones de Covid-19. La recomendación indica que se debe tener en casa junto con el termómetro.

¿Por qué este aparato médico puede ser importante en la lucha contra el Covid-19?

En los últimos meses hemos ido conociendo poco a poco sobre el nuevo coronavirus y, lamentablemente, sabemos que el Covid-19 es una enfermedad que afecta y deteriora la capacidad respiratoria de las personas. Es por ello que el oxímetro es un dispositivo que puede funcionar como un llamado de atención y precisar si la persona necesita urgentemente tratamiento médico especializado.

Pero ¿Para qué sirve exactamente el oxímetro?

El oxímetro se utiliza para medir los niveles de saturación de oxígeno en sangre. Técnicamente la abreviatura es «SpO2”, y conocer los valores de oxígeno que tengamos en la sangre podría salvarnos la vida y mostrarnos si tenemos una neumonía en progreso.

Gracias al porcentaje que puede mostrar este aparato, es posible conocer cómo están funcionando nuestros pulmones. Por lo regular, el valor normal es de 95%, por debajo de este valor se diagnostica hipoxemia.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Como ya sabemos, el Covid-19 tiene varias etapas y cuánto peor se ponen, más difícil y complicado se vuelve el estado de salud de la persona. Los valores se presentan así: si el porcentaje es del 94 al 91%, su estado de hipoxemia es leve. Si el porcentaje se da entre el 90 y el 86% la situación se puede complicar. Pero cuando el porcentaje cae por debajo del 85% la situación es grave y se debe acudir a tratamientos especializados, ya que es seguro que los pulmones están sometidos a un gran estrés y cerca de la neumonía. En este caso dependerá de todos los exámenes médicos establecer la gravedad y el origen del problema.

¿Cómo funciona el oxímetro?

Este dispositivo se encuentra formado por una sonda en forma de pinza que se coloca en contacto con la persona. Usualmente, se utiliza cualquier dedo de la mano del adulto y en los recién nacidos se usa el lóbulo o el pie. Los datos que muestre el monitor del oxímetro son el resultado de los cálculos obtenidos por medio de dos diodos emisores de luz que están instalados en los dos lados de la pinza. Al emitir la luz, las longitudes de ondas entre la luz roja e infrarroja pueden alcanzar la hemoglobina que los absorbe.

La parte con la cantidad de oxígeno la absorbe la luz infrarroja, mientras que la luz roja absorbe el resto que no está vinculado con el oxígeno. Por lo tanto, los datos de la diferencia de absorción de estos dos tipos de luz se envían al dispositivo para producir el grado de saturación.

Por esta razón, los expertos en salud están recomendando que cada familia tenga un oxímetro al igual que un termómetro. Estos aparatos médicos pueden tener un precio variable dependiendo de la fiabilidad que ofrezcan y varían entre 10 a 16 euros.