BellezaLifeStyleModa

¿Qué es un sugar daddy y cómo funciona la relación?

Si eres una mujer que está en la búsqueda de un dinero extra, o un hombre rico que busca una relación fácil, ser un sugar baby/daddy puede sonar como el acuerdo ideal para la ocasión.

Pero ¿cómo funciona este tipo de acuerdo? ¿Se trata de algo seguro? Esto es lo que podemos decirte.

Una relación entre un sugar daddy y una sugar baby consiste en que una mujer joven y atractiva y un hombre mayor y económicamente pudiente es altamente generoso.

Se conoce como un sugar daddy a un hombre mayor y generoso que gasta abundantemente en su amante, novia o novio. En la mayoría de los casos suelen ser hombres de negocios que se consideran demasiado ocupados para tener citas convencionales y que han acumulado una gran cifra de ganancias gracias a su dedicación laboral.

Por otra parte, se conoce como una sugar baby a una mujer joven y atractiva que no puede permitirse su lujoso estilo de vida.

Cuando ambas personas se conocen, se suele establecer un acuerdo financiero desde el principio que incluye reglas y límites, como, por ejemplo, si se plantean una relación sexual o no. De hecho, algunas sugar babies piden una asignación mensual, mientras que otras reciben «gastos» en forma de vacaciones glamurosas y salidas de compras en lujosos centros comerciales.

Generalmente la mayoría de sugar babies son estudiantes universitarias que recurren a su «daddy» para poder tener un ingreso suficiente para costear la matrícula y los gastos semestrales. Sacando cuentas en un caso de este estilo, sin duda alguna suena a un trato de ensueño, pero ¿Siempre se trata de algo seguro? ¿Cuáles son los riesgos?

Según Seeking Arrangement, el sugar daddy promedio tiene alrededor de 45 años y gana cerca de 204.699 euros.

Mientras que la sugar baby media gana 2.675 euros al mes, lo que hace ver que se trata de un cómodo «salario» anual de 24.342 euros.

La popularidad de este tipo de tratos ha aumentado tanto que el 13 de abril pasado se celebró en Nueva York una cumbre de «Sugar Baby», que ya se había celebrado en Londres el año pasado. El sitio web oficial del evento lo describió como: «Si necesitas ayuda para conseguir un Sugar Daddy o si quieres hacer nuevos amigos, el Sugar Baby Summit es lo que necesitas».

Por cierto, la ex estrella de Love Island, Megan Barton-Hanson, tenía un sugar daddy antes de haber estado en el programa y se supo que llevaba un estilo de vida muy lujoso debido a ello. La estrella tenía un Range Rover Evoque, un lujoso apartamento en St Katherine’s Dock y toda la ropa de diseñador que quisiera.

Entonces ¿Es lo mismo una sugar baby que una escort?

Ante los ojos generales, las «sugar babies» son mal vistas debido al tema del sexo y su vinculación con los intercambios económicos, pero las chicas aseguran que no son iguales a una prostituta o una escort.

La diferencia clave se encuentra en la llegada a un acuerdo, entre en sugar daddy y la sugar baby que comprende ventajas y límites. Mientras que una escort puede ser contratada para una noche o para asistir a un evento de lujo. Aunque sea un poco convencional, la relación con un sugar baby deber ser considerada como lo que es: una relación, lo que significa que las chicas son muy diferentes a las prostitutas.

¿Es seguro ser una sugar baby?

Sitios como Seeking Arrangement, What’s Your Price, Sugar Daddie y Rich Meet Beautiful insisten en que se trata de un trato seguro, pero ¿Qué tan cierto es?

La prostituta Alex Page, de Nevada (donde los burdeles son legales) ha advertido a las mujeres de que no utilicen sitios «inseguros» donde se ofrezcan este tipo de tratos, ya que pueden ser atacadas y violadas por no contar con la información suficiente antes de la primera cita.

Una de las principales preocupaciones es que a las sugar babies se les puede pedir una cita directa en la casa del hombre o en una habitación de hotel. A otras les preocupa que el hombre, al haber pagado no solo las citas sino también todos los gastos extra, sea más propenso a esperar sexo a cambio.

Así que sí, hay algunos riesgos, y una sugar baby debe dejar claros sus límites antes de iniciar una relación con cualquier persona. Si el sexo está fuera de las condiciones, la sugar baby debe asegurarse de que el encuentro sea en un lugar público.

Publicaciones relacionadas