Coronavirus: qué pasó con el voluntario muerto que participó en el ensayo de la vacuna

Al parecer, un voluntario que participaba en el ensayo de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca ha muerto.

En los últimos días, en todas partes del mundo saltó la noticia de que un voluntario que participaba en el ensayo clínico de la vacuna producida por AstraZeneca había muerto. El hombre era un brasileño que estaba en una clínica en Sao Paulo, Brasil. A diferencia de cuando otro voluntario había desarrollado una misteriosa enfermedad, el ensayo siguió adelante.

Sin embargo, investigaciones posteriores sobre este evento han sacado a la luz más datos. Según Bloomberg, el hombre en cuestión no había tomado su dosis todavía. En realidad, esto lo informa una fuente que prefirió permanecer en el anonimato. Además, los periódicos locales informaron de que otro voluntario había muerto de complicaciones como resultado de la infección del virus.

Coronavirus: el desarrollo de una vacuna

Como sabemos, el momento de la llegada de una vacuna es extremadamente importante en este momento. El bloqueo anterior no costó excesivas demoras, pero otros eventos de este tipo pueden crear enormes inconvenientes. Los países de todo el mundo están tratando de evitar la reintroducción de medidas para contener el contagio, pero ahora se está volviendo casi imposible no hacerlo.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

La noticia del fallecimiento sacudió inmediatamente a la compañía, tanto que en pocas horas la valoración de AstraZeneca cayó un 3,3%. Poco después, sin embargo, hubo señales de que los inversores confiaban en el producto que se estaba probando. Este es actualmente el estudio más prometedor, y está más adelantado en la fase de pruebas, tanto que en unos pocos meses puede haber ya luz verde para la distribución de la dosis.

También puedes leer: Influencer ucraniano muere de Covid-19: tenía 33 años