¿Qué pasó con los 560 voluntarios a los que se les inyectó la vacuna de AstraZeneca?

La vacuna de AstraZeneca, resultados prometedores: estimula una fuerte respuesta inmunológica en los ancianos, según las dos primeras fases de la experimentación

La vacuna experimental contra el coronavirus de la empresa farmacéutica británica AstraZeneca, desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford, ha dado resultados prometedores. Los primeros estudios publicados en la revista médica Lancet indican que la vacuna produce una «fuerte respuesta inmunológica en los ancianos». La nota positiva proviene de los resultados de las dos primeras fases del ensayo, que sugieren que uno de los grupos con mayor riesgo de muerte o de enfermedad grave por Covid-19 es capaz de desarrollar inmunidad al virus.

Los prometedores resultados de la vacuna de AstraZeneca

Durante las pruebas de la fase 2, en las que participaron 560 voluntarios adultos sanos, todos los participantes recibieron dos dosis de la vacuna candidata o un placebo. Y no se informó de ningún efecto secundario grave. Los expertos explican en la revista Lancet que los participantes en la prueba, de 56 a 69 años de edad y mayores de 70 años, desarrollaron una respuesta inmunológica comparable a la lograda en voluntarios de 18 a 55 años de edad después de que se les administrara la vacuna.

Dos semanas después de recibir la segunda dosis, el 99% de los voluntarios desarrollaron anticuerpos capaces de neutralizar el coronavirus. El resultado se logró independientemente de la edad de los participantes. AstraZeneca está terminando su fase 3 en un número mucho mayor de pacientes para obtener más datos sobre la eficacia de su vacuna experimental.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Las primeras dosis deberían llegar en la primera mitad de 2021

A principios de noviembre, la empresa australiana Commonwealth Serum Laboratories (CSL) comenzó a producir en Melbourne millones de dosis de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca. Se espera que las primeras dosis lleguen en la primera mitad de 2021, aunque todo dependerá del resultado de los ensayos clínicos de la fase tres. Como informó el periódico australiano Sydney Morning Herald, Commonwealth Serum Laboratories tiene contratos separados con Oxford-AstraZeneca y el gobierno del país para producir unos treinta millones de dosis de la vacuna, que aún no ha recibido la aprobación de la Administración de Bienes Terapéuticos para su uso en Australia.

Esta vacuna se hizo a partir de uno de los virus que causan el resfriado común en los chimpancés: los investigadores han transferido el material genético de la proteína que el coronavirus utiliza para unirse a las células y replicarse, insertándolo en el virus obtenido por los chimpancés y haciéndolo inofensivo para los humanos. De esta manera, el sistema inmunológico aprende a atacar la proteína, para que también pueda lidiar con cualquier infección causada por el coronavirus real.

También puedes leer: Las pruebas de la vacuna de Pfizer-Biontech contra el Covid-19 han terminado