Estilo de vida

¿Sabes qué hacer si te clava una espina de pescado en la garganta?

Muchas personas evitan disfrutar de un delicioso plato de pescado por temor a atragantarse con una espina. Pero, ¿qué sucede realmente si tragamos una espina de pescado? ¿Cuáles son las consecuencias y qué medidas se pueden tomar para solucionarlo? 

¿Qué sucede si tragamos una espina de pescado?

Ingerir accidentalmente una espina de pescado, especialmente las más delgadas, es algo que puede ocurrir. Aunque los restaurantes suelen retirar las espinas del pescado, existe la posibilidad de que algunas se escapen durante el proceso de limpieza. En la mayoría de los casos, al tragar espinas muy delgadas y flexibles, estas se deslizan junto con el bolo alimenticio sin causar problemas. Sin embargo, en ocasiones, la espina puede provocar una pequeña herida en la mucosa de la faringe durante su paso.

Es importante destacar que existen casos más graves pero muy raros en los que la espina, de mayor tamaño, puede descender a través del sistema digestivo y causar lesiones en otros órganos, como la glándula tiroides. Ante estas situaciones, es recomendable acudir al médico de inmediato.

¿Qué hacer si la espina de pescado queda atascada en la garganta?

Si sientes que una espina de pescado está atascada en tu garganta, lo primero que debes tener en cuenta es que esto es extremadamente raro. En la mayoría de los casos, la sensación que se experimenta en la garganta no es la espina en sí, sino una pequeña irritación causada por ella. Sin embargo, si después de varias horas el dolor persiste, es posible que la espina se haya quedado atascada en la garganta.

Estos son algunos remedios caseros que podrías intentar para ayudar a que la espina de pescado se desprenda y descienda hacia el estómago. Sin embargo, si ninguno de estos remedios funciona, es fundamental buscar atención médica de inmediato.

El aceite de oliva actúa como un lubricante y puede ayudar a que la espina se desprenda y siga su camino hacia el estómago.

Una mezcla de agua y vinagre puede lubricar la garganta y facilitar el desplazamiento de la espina de pescado.

Beber un vaso de agua ligeramente salada de un solo trago puede ayudar a que la espina descienda.

Es importante mencionar que algunos remedios caseros tradicionales, como ingerir pan o caramelos gomosos, no son recomendables, ya que podrían empeorar la situación al aumentar la penetración de la espina en la mucosa. Si decides probar con pan, es aconsejable remojarlo en un poco de leche para ablandarlo antes de ingerirlo.

Cuándo buscar atención médica

Si experimentas alguno de los siguientes síntomas, es importante buscar atención médica de inmediato:

  • Dolor intenso y persistente en la garganta o en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de que la espina está atascada y no desciende.
  • Sangrado en la boca o garganta.

Estos síntomas podrían indicar una complicación más grave y es fundamental recibir atención médica para evitar posibles daños.

Consejos para prevenir la ingestión de espinas de pescado

Aunque no siempre es posible evitar por completo la ingestión accidental de espinas de pescado, existen algunas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo:

Inspecciona el pescado antes de comer: antes de ingerir pescado, asegúrate de revisarlo cuidadosamente para detectar la presencia de espinas. Si encuentras alguna, retírala antes de cocinar o consumir el pescado.

Elige pescados sin espinas: opta por pescados que sean naturalmente bajos en espinas o que hayan sido desespinados correctamente.

Come despacio y con atención:aAl comer pescado, hazlo despacio y con atención para detectar cualquier espina de forma temprana. Mastica bien y evita tragar grandes trozos de pescado de una sola vez.

Pide ayuda en restaurantes: si tienes miedo de ingerir espinas de pescado en un restaurante, no dudes en pedir que te sirvan pescado desespinado o consulta al personal sobre las opciones más seguras.

4.2/5 - (8 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira