Queda en libertad luego de pagar 37 años de cárcel por un crimen que no cometió

Esto sucedió en Florida, Estados Unidos, en donde un hombre llamado Robert DuBoise fue liberado después de pasar 37 años en una prisión, luego de ser declararlo inocente de los cargos que se le imputaban por haber violado y asesinado a una joven en Tampa, Florida.

El hombre acusado en el año de 1983, fue exonerado de los cargos y liberado de prisión el pasado 27 de agosto del presente año, tras pasar más de tres décadas en la cárcel después de una larga e injusta condena, por la que incluso, estuvo muy cerca de ser ejecutado.

Cómo sucedieron los hechos

Los hechos se presentaron cuando la víctima Barbara Grams, una joven de 19 años, mesera en un restaurante de un centro comercial de Tampa, fue agredida al salir de su trabajo. La joven fue encontrada muerta y con signos de violencia sexual.

Robert DuBoise, fue arrestado en ese entonces junto a su hermano Víctor DuBoise y su amigo Raymond García, porque aparentemente habían agredido sexualmente y asesinado a la joven, aunque solo Robert fue procesado.

En el año de 1985, Robert DuBoise fue sentenciado a muerte y alcanzó a pasar tres años en el corredor de la muerte, pero la sentencia fue anulada y la cambiaron por cadena perpetua.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

El pasado 14 de febrero, el hombre fue encontrado inocente, cuando se identificaron a otros dos agresores quienes realmente serían los culpables, después de realizar una nueva prueba de ADN fundamentada en pruebas de la violación de la víctima que se creía estaban destruidas.

La única evidencia física que habían encontrado del hombre y que lo vinculaban con la escena del crimen, era una supuesta marca de mordida en el rostro de la víctima, y que, según algunos expertos del momento, coincidían con Robert. Los científicos consideran que una evidencia como la marca de una mordida, no es confiable para identificar plenamente a los autores de este tipo de hechos criminales. Por esta razón, un experto actual determinó que la lesión no fue por una mordida.

El hombre de 55 años salió caminando de la Institución Correccional Hardee, luego de pasar 37 años recluido allí. “Pedimos disculpas al señor DuBoise en nombre de todo el sistema judicial”, señaló el fiscal estatal Andrew Warren, quien también dijo que no podrán devolverle el tiempo perdido al hombre.

El fiscal admitió que Robert fue condenado injustamente, luego de formar un equipo especial para investigar casos como este. “La familia de la joven asesinada, Barbara Grams, merece saber toda la verdad, y estas nuevas evidencias permiten revelar esa verdad a todos”, aseguró el fiscal.

“He estado esperando este momento durante 37 años. Siempre estuve seguro de que el ADN probaría mi inocencia y esperaba que las evidencias no solo fueran encontradas por mí, sino también por mi familia. De verdad espero que mi historia permita ayudar a otros a seguir luchando para poder demostrar su inocencia”, aseguró Robert DuBoise.