Cocina, recetas y alimentos

¿Quieres perder hasta 4 kilos en 3 días? Te invitamos a probar la dieta militar

El objetivo de perder pesos puede ser una de las tareas más complicadas que asumen las personas, pero no es imposible

La dieta militar es un método para perder peso de forma natural. Quienes la han probado la describen como «superrápida», siendo especialmente efectiva en lo que a reducción de apetito respecta y luego te ayuda a seguir construyendo uno más fuerte para comer más sano y modificar los malos hábitos.

Puedes utilizar este método para perder peso rápidamente, pero es importante no ceñirse a esta estrategia como un estilo de vida permanente, debido a que se trata de una desintoxicación dirigida. Cuando consigas que tu apetito se reduzca después de tres días y continúes comiendo de forma más saludable, consecuentemente estarás perdiendo peso, y con algo de ejercicio para reforzar podrías mejorar los resultados.

Esta dieta se enfoca especialmente en poner en marcha el metabolismo, sometiendo de manera intensa a quien la práctica, a tres días de restricción calórica seguidos de un periodo de alimentación sin restricciones.

¿En qué consiste la dieta militar?

Este sistema se ha convertido en uno de los preferidos a nivel mundial para bajar de peso, ya que los testimonios afirman que ayuda a reducir las tallas en tan solo una semana con mucha disciplina. Se dice que esta dieta extremadamente restrictiva permite perder hasta 4 kg en un periodo de tres días, ya que pone en marcha el metabolismo, aceptando que debe haber una reducción calórica por un período corto.

Sin  embargo, hay que decir que aunque esta dieta puede ayudar a perder peso con mucha más rapidez en comparación a otras, los expertos ya se han pronunciado al respecto y han advertido que no es sostenible a largo plazo, y que su naturaleza restrictiva podría afectar a la relación que los consumidores tenemos con la comida.

La dieta militar adquirió mucha notoriedad gracias a cientos de videos publicados en redes sociales, ya que los participantes seguían un plan de restricción calórica de tres días, seguido de cuatro días de descanso y consumo libre de alimentos. Veamos en detalle en qué consiste esta prueba:

Durante los tres primeros días, los candidatos seguían un plan de comidas que supone una ingesta total de unas 1.600-1.800 calorías para las mujeres y de 2.200-2.400 para los voluntarios hombres.

De hecho, una mujer moderadamente activa, de entre 26 y 50 años, debería consumir unas 2.000 calorías al día para poder mantener su peso y 1.600 para perderlo si está interesada en reducir tallas. Mientras que un hombre moderadamente activo, de entre 26 y 45 años, necesita en promedio unas 2.600 calorías al día para mantener su peso y 2.200 para perderlo.

Para entrar dentro de estos parámetros, el plan de dieta recomienda comer alimentos como tostadas, galletas saladas, mantequilla de cacahuete, pomelo, manzanas, plátanos, huevos duros, queso cheddar, cualquier tipo de carne, atún en lata, judías verdes, zanahorias y brócoli. Durante los cuatro días restantes de la semana, el consejo es que todos consumamos una dieta equilibrada, pero sin restringirse ni abusar de los alimentos poco saludables.

Por último ¿Qué tan segura es la dieta militar?

La dieta militar es relativamente segura si solo se sigue -como hemos explicado antes- durante un corto período de tiempo. El uso a largo plazo de una dieta de este tipo podría provocar algunas deficiencias de nutrientes, ya que la alimentación es limitada. La investigación científica ha llegado a la conclusión de que las dietas restrictivas pueden conducir a una mala relación con la comida, creando patrones de alimentación poco saludables, por lo que siempre se deben aplicar siguiendo los parámetros recomendados.

Síguenos en Google Noticias