¿Quieres sustituir la mantequilla en tus postres? mira aquí los ingredientes que puedes usar

Ya sea por razones «de peso», de colesterol o por incompatibilidad con nuevas tendencias como el veganismo, reducir el uso de la mantequilla puede ser beneficioso para muchas personas.

Hay algunos ingredientes esenciales como la harina, huevos, azúcar y mantequilla en la elaboración de productos de repostería como galletas, biscochos o postres. Pero ¿será que se puede sustituir alguno de estos ingredientes para que la elaboración de estas recetas sea igual?

Son varios los motivos por los que se desea reemplazar la mantequilla en pastelería: por razones nutricionales, intolerancias, alergias o dieta vegana, pero se debe tener presente que la mantequilla es uno de los ingredientes básicos en la preparación de estas recetas de pastelería, debido a que su resistencia es suficiente para dar más suavidad a los productos horneados, no solo a los postres, sino también a las demás recetas de repostería e incluso a los platos salados.

Sin embargo, podemos encontrar algunos sustitutos de la mantequilla que nos garantizan un aporte calórico mucho menor, más saludables y mayor saciedad.

Estos son los ingredientes para sustituir la mantequilla en tus postres

El aceite es probablemente el ingrediente que mejor se presta para sustituir la mantequilla, ya que se puede utilizar para la preparación de salteados (sí, ¡hasta el risotto queda bien con un buen aceite de oliva virgen extra!) Y para condimentar platos salados de todo tipo.

Pero quizás no todos sepas que se puede usar aceite en lugar de mantequilla en casi todas las preparaciones dulces. De hecho, solo necesitas reducir la cantidad en un 20% , y obtendrás postres suaves o tartas sabrosas, todo mucho más digeribles. Además, los postres elaborados con aceite se conservan mejor y más tiempo.

Solo recuerde elegir cuidadosamente el aceite a usar: el aceite de oliva virgen extra es más adecuado para preparaciones saladas, aceite de semilla es perfecto para los dulces. Dicho esto, nada te impide utilizar un buen aceite de oliva, quizás con un sabor más delicado y afrutado, incluso para galletas, tartas y tartas: es solo una cuestión de gustos y preferencias.

Otro gran sustituto de la mantequilla es el aceite de coco, es muy nutritivo y se puede utilizar de diversas formas. Este aceite tiene un aporte de calorías mucho menor que los demás, su contenido es de 862 calorías, mientras que el aceite de oliva y el de semillas aportan 900 calorías.

Crema de maní: esta es otra gran alternativa para hacer recetas suaves y cremosas. La crema de maní 100% tostado, la podemos encontrar en los grandes supermercados y tiendas ecológicas.

Yogur y Ricotta: gran elección para reemplazar la mantequilla. Gracias a su consistencia consigue darle suavidad a los postres, y es una opción muy saludable que garantiza excelentes resultados. Tanto la ricotta como el yogur se pueden licuar o batir y llegar a tener una consistencia muy parecida a la de la nata. Se recomienda no agregarle azúcar a estos sustitutos.

Aguacates: aunque te parezca extraño, el aguacate es perfecto para reemplazar la mantequilla, de hecho tiene una textura mantecosa ideal para hacer pasteles como donas, galletas y tartas. Para un excelente uso del aguacate, mezcla la pulpa en la batidora o tritúrala con un tenedor. Obtendrás ricos y al mismo tiempo ligeros dulces.

Compotas de frutas: son adecuadas para reemplazar la mantequilla en recetas que sean dulces. Aporta mucha textura y si no se utiliza mucha azúcar en la elaboración de la receta, concede menos calorías. La cantidad que se debe utilizar es la misma que pondríamos de mantequilla.

Crema de frutos secos: si te encantan las almendras, las avellanas y los pistachos, puedes crear muy buenas cremas en casa con solo tostar los frutos secos en una sartén antiadherente y luego licuarlos en una batidora . Liberará aceites naturales y ayudará a que los frutos secos tengan una consistencia muy similar a la mantequilla, hasta el punto en que puedes usarla como sustituto agregando las mismas cantidades.