¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vidaSalud

La razón por la que no debes hacer tu cama a primera hora de la mañana

¿Eres de los que, al levantarte por la mañana, ordena meticulosamente su cama? Pues te sorprenderá saber que hacer tu cama nada más despertar puede no ser la mejor idea. Aunque siempre hemos escuchado que hacerla es un hábito saludable, varios estudios científicos y vídeos virales en redes sociales han puesto en duda esta creencia.

La proliferación de los ácaros del polvo

Una de las principales razones para no hacer la cama por la mañana es la proliferación de los ácaros del polvo. Estos diminutos artrópodos se alimentan de células muertas de la piel humana y se encuentran en todas las casas. Cuando haces tu cama, atrapas la humedad y el calor en el ambiente, creando un entorno perfecto para que los ácaros se reproduzcan.

Un estudio realizado por la Universidad de Kingston en 2005 reveló que las camas sin hacer contienen menos ácaros del polvo en comparación con las camas bien hechas. El investigador Stephen Pretlove explicó que los ácaros del polvo necesitan absorber agua del ambiente para sobrevivir. Al dejar la cama sin hacer durante el día, se permite que la humedad se evapore, lo que deshidrata a los ácaros y los hace morir.

Si realmente deseas hacer tu cama, es recomendable esperar al menos 15 minutos después de levantarte y ventilar la habitación para permitir que la humedad se disipe antes de hacerla. Sin embargo, dejar la cama sin hacer durante el día sigue siendo la opción ideal para evitar la proliferación de ácaros.

La importancia de dejar respirar tu cama

Además de la proliferación de ácaros del polvo, dejar respirar tu cama tiene otros beneficios. Al dejar las sábanas y las mantas sin estirar, permites que el aire circule y elimine la humedad acumulada durante la noche. Esto ayuda a mantener tu cama más fresca y evita la aparición de malos olores.

Foto Freepik

También debes tener en cuenta que hacer la cama de inmediato después de levantarte puede atrapar la humedad del sudor y la transpiración en las sábanas, creando un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias y hongos, lo cual no es saludable.

La importancia de la higiene en la cama

La higiene en la cama es fundamental para mantener un ambiente saludable en tu dormitorio. Al dejar la cama sin hacer durante el día, permites que las sábanas y las mantas se aireen y se sequen, evitando la acumulación de humedad y la proliferación de ácaros del polvo.

Sin embargo, es importante destacar que dejar la cama sin hacer no significa que no debas lavar regularmente tus sábanas y mantas. Se recomienda lavar la ropa de cama al menos una vez por semana para eliminar cualquier acumulación de suciedad, ácaros y células muertas de la piel.

Consejos para mantener tu cama limpia y fresca

Si decides dejar tu cama sin hacer durante el día, aquí tienes algunos consejos para mantenerla limpia y fresca:

  1. Ventila tu habitación abriendo las ventanas durante unos minutos todos los días.
  2. Lava tus sábanas y mantas regularmente, preferiblemente una vez por semana.
  3. Aspira el colchón y las almohadas para eliminar los ácaros del polvo y la suciedad acumulada.
  4. Utiliza protectores de colchón e almohadas para evitar la acumulación de ácaros y alérgenos.
  5. Evita comer o beber en la cama para prevenir derrames y manchas.

Siguiendo estos consejos, podrás mantener tu cama limpia y fresca, incluso si decides dejarla sin hacer durante el día..

En definitiva, la elección de hacer o no hacer la cama por la mañana es personal. Si decides dejarla sin hacer, ten en cuenta los beneficios mencionados anteriormente. Si prefieres hacerla, recuerda ventilar la habitación y esperar unos minutos después de levantarte para permitir que la humedad se disipe. ¡La decisión está en tus manos!

1.4/5 - (5 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira