Razones por las que algunas personas nunca pedirán una disculpa

Seguramente conoces una o más personas que no se disculpan, y esto es algo llamativo, sobre todo si entras en conflicto con este tipo de gente. No pedir perdón se está volviendo en algo más común cada día.

Pedir perdón o disculparse es un mecanismo que se utiliza para construir o mejorar relaciones, cuando lo haces es porque posiblemente te sientes mal por algo que dijiste o hiciste. Sin embargo, no todos son capaces de realizar este acto gran acto de humildad.

Decir “lo siento” o “perdóname me equivoqué”, es algo que puede llevar a esas personas que no se disculpan a sufrir desvíos psicológicos que les causan ciertos temores, ya sea de manera consciente o inconsciente, todo esto debido a que tienen dificultades para poder separar sus acciones de su personalidad.

Las 5 razones por las cuales algunas personas nunca piden perdón:

Orgullo

En este caso, pedir perdón para algunas personas puede significar perder la dignidad y rebajarse, aunque en realidad no sea así, ya que por el contrario esto lo que hace es fortalecer relaciones. A los orgullosos les resulta muy complicado disculparse, pues por lo regular ellos poseen una imagen idealizada de sí mismos.

Narcisismo

Las personas narcisistas tienen la patología de no disculparse jamás por los errores que cometen. Según los especialistas, este tipo de individuos son incapaces de ponerse en el mismo lugar de las otras personas, particularmente a nivel emocional, debido a que su naturaleza egocéntrica la cual les elimina la empatía, no se los permite. Cuando una persona con esta cualidad en su personalidad comete algún error, nunca asume su culpa, debido a que hacerlo ocasionaría un choque con la imagen de perfección que se empeña en mantener.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Falta de empatía

En ocasiones, el hecho de no disculparse puede ser producido por la falta de empatía, dado que quienes tienen esta característica en su personalidad tienden a ser egoístas y no consideran los sentimientos de los demás. Colocarse en la piel de las otras personas, permite comprender las actitudes y los comportamientos de los otros, promoviendo el diálogo para encontrar una estabilidad en la relación.

Inseguridad

Por lo general, las personas que no piden perdón se sienten confortables con su distancia emocional, mientras sienten la vulnerabilidad y la cercanía de otros como una amenaza. Quienes tienen este comportamiento, sienten temor a que al no estar atentos su defensa psicológica se derrumbe al encontrarse solos con su tristeza y desconociendo cómo poder manejarla.

Baja autoestima

Para los especialistas, las personas con baja autoestima se inclinan más a no pedir disculpas que las que tienen autoestima alta. De hecho, se conoce que después de cualquier conflicto, este tipo de personas se sienten mucho más avergonzados y se compadecen mucho así mismo, en lugar de sentirse culpables y conmovidos por la persona a la que ofendieron.