LifeStyle

Razones por las que no deberías de hacer tu cama por las mañanas

Hacer la cama cada mañana es un hábito que se nos educa durante la infancia. Pero este hábito, que se relaciona constantemente con el orden, ha resultado ser inútil e incluso perjudicial para nuestra salud.

¿Es importante hacer la cama por las mañanas?

La respuesta corta es un no. Una investigación de la Universidad de Kingston ha demostrado que hacer la cama por las mañanas aumenta la proliferación de ácaros. Estas son criaturas microscópicas que se acumulan durante la noche y quedan atrapadas en las sábanas por la mañana, aumentando la probabilidad de padecer asma y alergias. Esto se manifiesta, entre otras cosas, con rinitis alérgica, dificultades respiratorias, conjuntivitis o dermatitis atópica como el eczema.

Entonces, ¿Cuándo debería hacerse la cama?

El mejor momento es por las tardes o por las noches, solamente después de ventilar la habitación durante todo el día. Según Stephen Pretlove, científico y director de investigación, los ácaros del polvo tienen mayor probabilidad de supervivencia en ambientes cálidos y húmedos, por lo tanto, dejar la cama sin hacer durante el día permite que las sábanas se aireen y eliminen la humedad retenida durante la noche anterior, y, al estar expuestos al aire y a la luz del sol, los ácaros se deshidratan y acaban muriendo.

¿Por qué los ácaros llegan a nuestra cama?

Nuestras células se regeneran principalmente durante la noche mientras descansamos, en este proceso caen muchas células muertas, las cuales son un verdadero deleite para los ácaros del polvo. Estas criaturas microscópicas se alimentan principalmente de las escamas dejadas por nuestra piel. Por eso es que se encuentran constantemente en nuestra pijama y sabanas. Justamente de ahí viene la recomendación de no usar el mismo pijama dos noches seguidas.

¿Cómo eliminar los ácaros de nuestra cama?

Bicarbonato de sodio

Este producto, que cuenta con varios usos, también puede ser útil para eliminar los ácaros del polvo. Solo debes espolvorear un poco de bicarbonato en el colchón, las alfombras y los tapetes, el cual dejaras actuar durante unas 8 horas y luego aspira los restos que contendrán los ácaros muertos. También puedes utilizar bicarbonato de sodio en aquellos peluches que no se puedan lavar a máquina, ya que estos son grandes nidos de polvo y ácaros.

Aceites esenciales para limpiar la cama

Para mantener los ácaros del polvo lejos de tu cama, puedes usar aceites esenciales, ya que algunos tipos son repelentes naturales de los ácaros, algunos ejemplos son el aceite de eucalipto, de limón o del árbol de té. Para utilizarlo, nada más aplica unas cuantas gotas del aceite de tu preferencia directamente sobre la cama, o con ayuda de un spray diluido en un poco de agua. Ten en cuenta que los aceites esenciales no se recomiendan para las mujeres en estado de embarazo o en período de lactancia, tampoco para los niños menores de tres años y los asmáticos.

Además de proteger nuestra cama, también debemos proteger nuestro hogar de los ácaros del polvo. Para ello, te recomendamos seguir los siguientes hábitos:

Ventila tu casa frecuentemente

Como ya mencionamos, los ácaros prosperan en la humedad y el calor, sobre todo cuando la temperatura supera los 20 °C y el nivel de humedad es superior al 50%. Por eso, es importante ventilar el lugar todos los días al menos unos 20 minutos. Durante el invierno, evita calentar tu casa por encima de los 19 °C, y utiliza un humidificador si la humedad se sale de control.

Evita las acumulaciones de polvo

Los ácaros viven en el polvo, de hecho, se calcula que hay hasta 10.000 ácaros por cada grano de polvo, motivo por el que se sienten especialmente atraídos por objetos como los animales de peluche, las alfombras, las sábanas y las cortinas. Para evitarlos, el paso preventivo crucial es eliminar el polvo regularmente.

Lava las sábanas con regularidad

Lava las fundas de almohada, las sábanas y las fundas con frecuencia usando la lavadora a una temperatura mínima de 60 °C. También aspira el colchón con regularidad para eliminar los ácaros del polvo y coloca las sábanas al sol. Considera utilizar una funda antiácaros para proteger mejor tu colchón.