LifeStyle

Razones por las que no deberías pedir agua, café o té en un avión

Según un estudio estadounidense, es mejor no consumir agua, café o té durante un vuelo, ya que estas bebidas, sean frías o calientes, son preparadas con agua del grifo, es decir, con agua que no es potable.

Sin embargo, una investigación realizada por el Centro de Política Alimentaria de Nueva York y por DietDetective.com, publicada en el Hunter College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, habla a cerca del agua de las aerolíneas de 2019. En este estudio se descubrió que la calidad del agua varía según la aerolínea, y que lo más probable es que le estuvieran dando agua poco saludable a los pasajeros.

De igual forma, recibimos por cortesía el vaso de té o café que nos regalan las azafatas durante el viaje en el avión, sin importar qué tan lejos se encuentre nuestro destino y sin conocer que ellas jamás lo tomarían.

Cuando las azafatas preparan alguna bebida caliente durante el vuelo, toman el agua del grifo, sin tener en cuenta que esta puede tener gérmenes que puedan afectar la salud del pasajero. Según una investigación hecha por la agencia medioambiental del gobierno estadounidense (EPA), en 2019, se tomaron 300 muestras de agua de aviones diferentes, y se descubrió que el 15% contenía coliformes, es decir, que el agua presentaba un índice de contaminación por una bacteria que estaba dentro del agua. Tiempo después, se volvió a realizar estos análisis y se reveló que el índice que había anteriormente había descendido a un 13%. La EPA ha pedido a todas las aerolíneas que hagan esta prueba por lo menos una vez al año y que mantengan aseados los depósitos de agua para que no haya presencia de ninguna bacteria.

“Es cierto que el agua del grifo no es 100% estéril, y que no existen riesgos elevados de padecer alguna enfermedad grave por esto. Sin embargo, es importante que las personas con un sistema inmunitario débil no tomen agua del grifo, mucho menos si se está a bordo de un vuelo.” Dice el especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Baylor, en Dallas, el Dr. Cedric Spak a la NBC.

Si deseas tomar agua en el avión, la opción más confiable es una botella de agua que hayamos llevado nosotros mismos y es esencial hacer periódicamente análisis de bacterias coliformes, puesto que al estar presentes en el agua puede haber indicios de la presencia de organismos patógenos en la misma.

Si en una prueba realizada a una compañía aérea los análisis salen positivos en coliformes, debe examinarse a fondo para establecer si hay presencia de E. coli. En caso de que sí la haya, la compañía debe volver a hacer los análisis en un lapso de 1 día, también tiene que asear y desinfectar todo el sistema hidráulico a más tardar 3 días, u otra opción es cerrar el sistema de agua durante el mismo tiempo. También se debe cerrar el acceso al sistema de agua a los pasajeros durante 24 horas y desinfectar todo el sistema.

Estas son algunas de las recomendaciones para todos los viajeros en sus próximos vuelos:

  • Evite tomar agua durante el vuelo. Si desea beber algún líquido, que sea una de botella cerrada.
  • No ingiera café ni té a bordo del avión.
  • Lleva siempre un desinfectante en tu bolso, para que no laves tus manos en el baño del avión.

Publicaciones relacionadas