Razones por las que nunca debes utilizar el móvil en el baño

¿Quién ha resistido la tentación de llevar el móvil al baño y revisarlo mientras tanto? Antes solíamos llevar un libro, ahora cargamos con el teléfono.

Muchas personas han adquirido este hábito desagradable y antihigiénico, sin mencionar el hecho de que el móvil puede terminar sumergido en el agua sucia del inodoro y dañarse.

Los baños están cubiertos de gérmenes, bacterias y materia fecal. «Allí habitan gérmenes patógenos y bacterias entéricas (del tracto intestinal), que provienen principalmente de la materia fecal», explicó a Buzzfeed Charles Gerba, profesor de microbiología en la Universidad de Arizona.

Usar el móvil en el baño puede causarte serios problemas de salud.

El baño es uno de los lugares más sucios de toda la casa, siempre debemos limpiarlo e higienizarlo con los respectivos productos para exterminar todo tipo de gérmenes y bacterias.

Entre las enfermedades que podrían propagarse en un baño son: las infecciones respiratorias, diarrea, gastroenteritis, faringitis, dermatitis, infecciones urinarias, conjuntivitis, neumonías y amigdalitis. Algunas investigaciones afirman que se pueden encontrar una cantidad significativa de bacterias fecales en los móviles, por lo cual, dichos aparatos se convierten en un verdadero transporte para las bacterias.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Según un estudio realizado por la Universidad de Arizona y como lo señala la profesora de salud ambiental, Kelly Reynolds, es un terrible hábito que puede perjudicar nuestra salud. Para los investigadores, tampoco se debe llevar el teléfono al baño debido a que la descarga del inodoro puede contaminarlo.

Esto se presenta porque el agua del inodoro salpica en varias direcciones, llegando a todas las superficies que se encuentran allí. En el momento que los gérmenes se encuentren en el teléfono móvil, es muy fácil que pasen a nuestras manos y rostro.

Por lo tanto, si realmente no puedes dejar de usarlo, debes tener cuidado con la mano que vayas a utilizar para sostenerlo. Se recomienda higienizar nuestros aparatos móviles una par de veces al día con alcohol o algún producto que sirva para eliminar gérmenes y bacterias.