Salud

Razones por las que se produce el mal olor en los pies

Aspectos como la falta de higiene, la sudoración excesiva y el pie de atleta son solo algunas de las explicaciones para el mal olor en los pies. Hoy veremos algunos detalles adicionales sobre las causas y las alternativas de tratamiento.

¿Por qué huelen mal los pies?

Como ya mencionamos, existen muchas causas que hacen que los pies tengan mal olor. Por lo que vamos a repasarlas, ya que determinar la causa es el primer paso para poder hablar de una solución. Los últimos estudios han podido determinar enfermedades más serias por medio del olor de los pies.

Sudoración excesiva.

Se trata de una de las causas más comunes para el mal olor de los pies y recibe el nombre de hiperhidrosis. Cuando los pies sudan, las bacterias comienzan a crecer y desprender olores desagradables, especialmente durante el verano cuando nuestros pies están confinados en los zapatos y los calcetines, donde se confina el calor, empeorando la situación.

Estrés y ansiedad.

Tanto el estrés como la ansiedad pueden provocar sudoración excesiva, la cual se traslada a los pies y causar el mal olor.

Mala higiene.

Si dejas pasar mucho tiempo entre una ducha y otra o para cambiar los calcetines sudados, no te sorprendas si tus pies tienen mal olor. Por suerte, los malos hábitos pueden cambiarse, por lo que solo tienen que lavar tus pies con más frecuencia para remediar el problema.

Acumulación de bacterias.

Con la sudoración excesiva y la falta de higiene comienzan a acumularse bacterias que pueden hacer que tus pies huelan muy mal.

Consumo excesivo de café y alcohol.

Si eres de los consumidores frecuentes de café o alcohol, debes saber que el exceso de cualquiera de las dos puede provocar la sudoración excesiva. Obviamente, la solución es reducir el consumo de ambas sustancias.

Perimenopausia y menopausia.

Debido a los cambios hormonales, la perimenopausia (Estado de transición hacia la menopausia) y la menopausia suelen provocar la aparición de calores y sudoración excesiva. Para este caso te recomendamos usar un antitranspirante de buena calidad y mantener la higiene de los pies para mantener al mal olor a raya.

Hipertiroidismo.

Los pies sudorosos y malolientes en ocasiones son un síntoma de hipertiroidismo. Si has cambiado tus hábitos de higiene, pero no has podido solucionar el problema, acude con un médico para descartar otras enfermedades subyacentes.

¿Cómo se puede eliminar el mal olor en los pies?

Una vez que ya se definieron las causas del mal olor, se puede definir cuál es la mejor forma de tratarlo. Veamos algunos ejemplos:

Usa antitranspirantes.

Así como se usan antitranspirantes para el olor de las axilas, existen muchos antitranspirantes para solucionar el mal olor de los pies. Se ha demostrado que los productos a base de aluminio obstruyen las glándulas sudoríparas e impiden que la transpiración atraviese la piel hasta la superficie.

Prioriza el lavado de los pies.

Un buen baño de sal de Epsom ayuda a eliminar la humedad y a cerrar las glándulas sudoríparas. Solo mezcla media taza de sal de Epsom con agua tibia en una bañera grande y deja los pies en remojo por 10 o 20 minutos.

Carbón vegetal o bicarbonato de sodio.

Algunos tratamientos naturales incluyen agentes a base de carbón vegetal y bicarbonato de sodio, los cuales pueden conseguirse fácilmente y prepararse en casa. Ambos agentes pueden resecar la piel y hacerla inhóspita para el crecimiento de bacterias y hongos.

Publicaciones relacionadas