Salud

Recibió por error seis dosis de la vacuna de Pfizer y ahora bebe 7 litros de agua al día

Una joven italiana de 23 años recibió por error una sobredosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el Covid-19. Hasta el momento de su salida del centro de urgencias se notificó que la mujer fue dada de alta y que se encontraba bien de salud, pero ahora han aparecido algunos efectos secundarios.

El error fue ocasionado por una de las enfermeras, la cual, en lugar de inyectar una dosis de la vacuna a la estudiante de 23 años, se le administró todo el frasco, lo cual es equivalente a seis dosis. Según los expertos, los experimentos sobre los efectos de una sobredosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech se limitó a cuatro dosis, por lo que este caso de seis dosis es desconocido por parte de los investigadores.

La enfermera que cometió el error dice que vio cinco jeringas vacías cerca de la paciente, por lo que se dio cuenta de su error y asegura que se trata de una equivocación humana. Al darse cuenta, los enfermeros que se ocupaban de la vacunación le explicaron a la joven lo que estaba sucediendo, después, la joven mujer acudió al departamento de urgencias de Massa, en la región de Toscana, para ser examinada con cuidado.

Allí permaneció en observación durante veinticuatro horas y después fue dada de alta. En esos momentos la paciente se encontraba bien y sin efectos colaterales que afectarán su estado de salud, pero los médicos seguian su evolución para mantenerse al tanto de los efectos que podían afectar su sistema inmunitario tras la dosis excesiva de la vacuna.

Es importante mencionar que, en los procesos de vacunación contra el coronavirus en todo el mundo, este no es el primer error cometido por el personal encargado de administrar las vacunas. Por ejemplo, en Alemania una enfermera admitió que vacunó a varias personas con una solución salina, luego de que se le cayera al suelo la vacuna.

Por si fuera poco, el índice de personas “vacunadas” con solución salina fue estimado a unos 200 en un solo día, por lo que todas esas personas tuvieron que regresar nuevamente al centro de vacunación y someterse a pruebas de anticuerpos para poder determinar quiénes había recibido la vacuna de Pfizer/BioNTech y quiénes no fueron, siendo seis personas las que se vieron afectadas por las acciones de la enfermera, aun así, se aclaró que la sustancia no representa ningún riesgo para la salud.

Algunos virólogos consideran que puede que sea necesario vacunar una vez más a la joven de 23 años, ya que actualmente  bebe siete litros de agua al día, pero su cuerpo no consigue mantenerse hidratado. Según el informe, este puede ser un efecto secundario de la administración excesiva de la vacuna.

La estudiante ha sido atendida especialmente por el profesor Fabrizio Pregliasco, virólogo, profesor de la Universidad de Milán y director del IRCCS de Milán. La joven fue sometida a nuevas pruebas para determinar si hay algún otro efecto secundario que haya aparecido con el pasar de los días. En este caso, según los virólogos: “se cree que la sobredosis de la vacuna podría haber anulado la producción de anticuerpos y estar generando una necesidad excesiva de líquidos, por lo que la solución es repetir la vacunación”.

La mujer de 23 años, que fue vacunada rápidamente debido a que está realizando sus prácticas de medicina, ha expresado su preocupación por el incidente, pero ha decidido no denunciar a la enfermera y al médico que la vacunaron en primer lugar.

Publicaciones relacionadas