Remedios caseros para decirle adiós a la Caspa

Las aspirinas, el vinagre o incluso el aceite de oliva te ayudarán a olvidarte de este temido problema estético.

La caspa es una afección muy común entre hombres y mujeres, no es algo grave ni tampoco contagioso, pero puede llegar a ser un problema difícil de tratar y muy vergonzoso.

Existen dos tipos de caspa: caspa seca y caspa grasa. En cualquiera de los dos casos, para poder eliminar esta afección, no solo debemos utilizar los champús y productos anticaspa correspondientes, sino también ser constantes en los tratamientos.

Si no tiene en cuenta estas dos partes, cualquier esfuerzo que se haga para acabar con este problema, será inútil. Y es que, también podemos estar tratando con una especie de hongo llamado Malassezia Furfur, el cual hace que el cuero cabelludo cambie las células demasiado rápido, por lo que puede causar un tipo de descamación que ocasiona la aparición de caspa seca o grasa.

Caspa seca.

Este es el tipo de caspa que cae cuando nos peinamos el cabello, es la más común y no es tan difícil de eliminar. Lo que se produce son pequeñas escamas que pueden eliminarse tan solo lavando y cepillando el cabello. Puede llegar a ser algo muy molesto debido a que puede saltar a la vista de todos, especialmente en ropa oscura. Sus principales causas pueden ser: piel muy seca, uso de productos inadecuados o ciclos de mucho estrés.

Caspa grasa.

Este tipo de caspa se presenta por medio de copos amarillentos grandes que llenan todo el cuero cabelludo. Desafortunadamente, este tipo de caspa por lo general se encuentra acompañado de un tipo de inflamación generalizada del cuero cabelludo. Esto puede ocasionar mucha irritación y picor y, en casos mucho más graves, causa la caída del cabello.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Podemos encontrar en el mercado muchos productos para combatir los problemas de caspa, pero no siempre son eficaces. Justamente por esta razón, existen algunos remedios naturales que podrían ayudar a calmar e incluso eliminar estos molestos inconvenientes.

Estos son algunos de los remedios caseros más clásicos para decir adiós a la caspa:

Vinagre de sidra de manzana: debes mezclarlo con agua y rociarlo en todo el cabello, luego envuelve el cabello en un turbante y déjalo actuar allí durante 30 minutos. Realiza este procedimiento dos veces por semana.

Bicarbonato: aplica bicarbonato en el cuero cabelludo en el momento del lavado. Ten en cuenta que debes ser constante en su aplicación. Luego de varios días podrás ver que el problema irá desapareciendo progresivamente.

Sal gruesa: debido a que es muy importante eliminar completamente esas escamas de caspa del cabello, solo debes frotar con suavidad un poco de sal gruesa en todo el cuero cabelludo durante 1 minuto antes de aplicarse el champú.

Aceite esencial de árbol de té: es considerado un remedio muy eficaz contra la caspa y permite curar la piel de cualquier irritación. Se puede aplicar dos veces por semana directamente en el cuero cabelludo o agregar algunas gotas al champú.

Ten presente, que lo mejor es contar con la orientación de un dermatólogo si el problema continúa o reaparece con frecuencia.