Cómo reducir el mal aliento por las mañanas

Foto : Adobe Stock

La halitosis es una condición en la que el aliento huele mal y puede ser intraoral o extraoral. La halitosis intraoral incluye el mal aliento por la mañana, una experiencia desagradable sobre todo si no se está solo al levantarse. La sequedad de la boca, el uso de ciertos medicamentos o un determinado tipo de dieta pueden favorecer el mal aliento: hay remedios.

Mal aliento: Cuando el aliento es desagradable

Cada noche, antes de meterte en la cama, te preocupas por tu higiene bucal. Te cepillas los dientes y la lengua para mantener el aliento fresco, pero no dura hasta la mañana. De hecho, hueles algo desagradable cuando te despiertas.

Tal vez te preguntes si hay algo mal en tu cuerpo, si tu sistema digestivo está bien o si simplemente no estás limpiando tu cavidad bucal de manera efectiva.

Reflexionar es bueno, así como hacerse preguntas, y si estás aquí leyendo este artículo es precisamente porque buscas una respuesta inmediata. Queremos dejar constancia de que todas las sugerencias o remedios que te daremos no sustituyen al consejo médico.

Sabemos muy bien que la halitosis es una causa de malestar sobre todo si cuando te levantas por la mañana no estás solo y tienes a tu pareja al lado.

Existen dos tipos de halitosis: intraoral (el mal olor procede de la cavidad oral) y extraoral (la causa está fuera de la cavidad oral). Una simple visita al dentista será suficiente para averiguarlo.

Hoy queremos tratar la halitosis intraoral que incluye el mal olor por la mañana.

Durante la noche la secreción de saliva es baja, por lo que al despertar tu aliento será malo porque la saliva no habrá realizado la función de eliminar las sustancias que provocan el mal olor. Puedes remediarlo cepillándote los dientes al levantarte.

También es posible que tengas la boca seca (o sequedad bucal), esta es otra de las causas comunes de la halitosis intraoral, tal vez estés respirando constantemente por la boca, o estés usando medicamentos, o tus glándulas salivales no estén en buena forma. En este caso, su especialista podría recomendar la saliva artificial (también existe en una solución de spray oral).

También es posible que te hayas limpiado los dientes la noche anterior, pero si has ingerido ciertos alimentos como el ajo o la cebolla, será realmente difícil tener un aliento fresco al despertar, sobre todo si lo has ingerido crudo.

En este caso, hay remedios naturales que pueden ser la solución:

  1. Leche: está científicamente demostrado que la leche puede reducir las concentraciones de compuestos olorosos producidos por el ajo y la cebolla; se recomienda beber un vaso de leche entera.
  2. Limón: el olor de la cebolla y el ajo es neutralizado por el ácido cítrico que contiene el limón.
  3. Bicarbonato de sodio: otro remedio casero que combate el mal aliento actuando sobre el pH de la boca. ¿La preparación? Necesitas un poco de agua tibia en la que añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio y una pizca de sal. Comienza a enjuagar hasta que ya no sientas ningún mal olor.

El consejo que queremos dejarte es que mantengas siempre una buena y regular higiene bucal para prevenir el mal aliento.

También puedes leer: Han descubierto el sustituto del azúcar: sano, natural y eco sostenible