Belleza

Cómo reparar labios agrietados con remedios caseros

Los labios agrietados aparecen cuando los labios han estado secos durante mucho tiempo, condición que generalmente es causada por los efectos del medio ambiente o cuando se está pasando deshidratación. A diferencia del resto de la piel, los labios no cuentan con glándulas sebáceas, por lo que no tienen la habilidad de producir aceites naturales que eviten su resequedad. Por lo tanto, se trata de una parte del cuerpo que se secará rápidamente si no se le proporciona el cuidado adecuado.

Si un bálsamo labial no es suficiente para mantener la salud de tus labios cada día, te animamos a probar los siguientes remedios caseros:

Vaselina.

Este es uno de los ingredientes básicos en la preparación de bálsamos labiales, ya que su aplicación crea una barrera protectora que retiene la humedad, evitando la sequedad de los labios. Sin embargo, la vaselina solo puede proteger los labios de la pérdida de humedad, no proporcionarla. La mejor forma de usarla es aplicar primero una capa de bálsamo labial y luego proteger esa capa con vaselina.

Aloe vera.

El aloe vera es una planta que produce un tipo de gel humectante que ayuda a mantener los labios hidratados. Esta es una planta que contiene moléculas llamadas polisacáridos, las cuales estimulan la piel para crear nuevas células y curar las heridas. Puedes obtener el gel directamente de sus hojas o comprarlo en una tienda de cosméticos.

Miel.

La miel es muy efectiva para tratar los labios agrietados, ya que ayuda a calmar las llagas de este padecimiento. Además, cuenta con propiedades antibacterianas que previenen el desarrollo de infecciones y úlceras. Actúa como exfoliante y es ampliamente reconocida por eliminar la piel seca y muerta de los labios.

Para usarla, aplica una capa de miel con un dedo o un algodón limpio y déjala actuar durante 20 o 30 minutos, para luego retirar con ayuda de un paño.

Aceite de coco.

Este aceite es ideal si se busca retener la humedad en los labios. Además,  tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que puede ayudar a aliviar el dolor de los labios agrietados. Por si fuese poco, las propiedades antibacterianas mantienen las bacterias alejadas y previenen las infecciones.

Exfoliación con azúcar.

Se ha demostrado que las células muertas afectan la hidratación de los labios. Por lo tanto, se pueden hacer pequeñas exfoliaciones con azúcar. El proceso es bastante sencillo, solo debes colocar una cucharada de azúcar y una cucharada de aceite de coco o miel en un bol, mezclar los ingredientes y aplicar en la piel de los labios. Después, solo frota suavemente con movimientos circulares durante un minuto y retira el exfoliante. Una vez finalizado el proceso, aplica vaselina o aceite de coco, ya que es importante hidratar después de hacer una exfoliación.