LifeStyle

Una chica fallecida «revive» antes de su funeral y muere nuevamente una hora después

Una joven de 12 años la cual había muerto en un hospital, parece haber revivido antes de su funeral, pero volvió a morir una hora después.

El pasado 18 de agosto, una joven de indonesia de tan solo 12 años llamada Siti Masfufah Wardah, fue trasladada al hospital de Probolinggo. Según el informe, la chica había sufrido una enfermedad inesperada y no pudo mantenerse con vida pese al tratamiento de los expertos. Los médicos encontraron una diabetes crónica que había resultado en un mal funcionamiento de muchos órganos. Lo único que se podía hacer era ingresarla en la unidad de cuidados intensivos y esperar a que el tratamiento tuviera alguna reacción.

Pese a los esfuerzos de los médicos, unas horas después de ser admitida, su corazón dejó de latir. Estos hicieron todo lo que estuvo en sus manos, tratando de reactivar su sistema cardiovascular con un masaje cardíaco, pero al final tuvieron que declararla muerta. Horas después, los padres recibieron el permiso para llevar el cuerpo de su hija a casa para preparar el funeral al día siguiente.

Lo que nadie esperaba es que la chica volviera a la vida antes del funeral, pero muriera nuevamente una hora después.

Los padres prepararon una bañera para limpiar su cuerpo, pero cuando la colocaron dentro del agua, la joven abrió sus ojos y su corazón empezó a latir nuevamente. El padre cuenta esos momentos de gran sorpresa: «Después de lavar su cuerpo, su temperatura corporal empezó a subir casi inmediatamente. Entonces ella abrió los ojos y nos dimos cuenta de que su corazón había comenzado a latir nuevamente. Los padres pensaron que se trataba de un milagro y llamaron a los médicos para que le ayudaran a respirar con tranquilidad. Aun así, una hora después de que se levantara de entre los muertos, Siti murió de nuevo.

Los médicos explicaron a los padres que su hija estaba siendo afectada por algo conocido como «Síndrome de Lázaro». Lo que sucedió es que la realización del masaje cardíaco y la respiración habían hinchado el pecho, el cual, al desinflarse, causó una reactivación temporal del sistema cardiovascular. En la mayoría de los casos, este fenómeno se produce unos pocos minutos después de que se haya declarado la muerte del paciente y tiene una duración de solo unos pocos minutos. Casos como el de Siti, en los que la reactivación se produce después de tanto tiempo, son muy raros y sorprenden a la comunidad científica.

Publicaciones relacionadas