Salud

Riesgo de hipertensión para los que pasan demasiadas horas en su escritorio

Riesgo de hipertensión: Durante el examen médico todo es normal, el «máximo» y el «mínimo» no muestran ninguna anormalidad. Pero en otros momentos del día la presión excede los límites de lo normal. Se llama «hipertensión oculta o enmascarada», que es peligrosa porque, al escapar al diagnóstico, puede comprometer la salud cardiovascular sin permitir que el médico intervenga.

Según un estudio publicado en la revista Hypertension, esta forma furtiva de hipertensión es un riesgo laboral para aquellos que pasan largas horas sentados en un escritorio.  Investigadores de la Universidad Laval de Quebec llevaron a cabo una encuesta entre más de 3.500 oficinistas y encontraron que cuantas más horas pasaban en el trabajo, mayor era el riesgo de sufrir de hipertensión.

Más precisamente: los que pasaban tanto tiempo en su escritorio eran 66 por ciento más propensos a tener presión arterial alta y 70 por ciento más propensos a tener hipertensión oculta.

«La gente debe ser consciente de que las largas horas de trabajo pueden afectar a su salud cardíaca y si trabajan tan duro deben pedir a sus médicos que se controlen la presión arterial durante todo el día con un dispositivo que se pueda llevar puesto.

La hipertensión enmascarada se asocia, a largo plazo, con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. En estudios anteriores hemos demostrado que en unos cinco años, cerca de una de cada cinco personas con hipertensión enmascarada nunca había dado señales de hipertensión en un entorno clínico, lo que retrasa el diagnóstico y el tratamiento», dijo el primer investigador Xavier Trudel.

Los autores del estudio controlaron la presión de los empleados en tres momentos distintos, el primer año, el tercero y el quinto. Para simular la lectura de la presión en un estudio médico, los investigadores midieron el máximo y el mínimo de los trabajadores tres veces en una mañana. Durante el resto del día, los empleados usaron un dispositivo que medía los valores cada 15 minutos y recogía al menos 20 lecturas más que en el entorno clínico simulado.

En total, el 18,7% de los voluntarios sufría de hipertensión (algunos de ellos fueron tratados con fármacos hipertensivos) y el 13,5% sufría de hipertensión enmascarada y no estaba tomando ningún medicamento para corregir los valores.

Después de considerar todos los elementos que podrían haber afectado los valores de la presión arterial, como el fumar, el estilo de vida, la edad, el índice de masa corporal, la diabetes, etc., los investigadores atribuyeron la hipertensión a las muchas horas pasadas en el escritorio.

Aquellos que trabajaban 49 horas o más a la semana eran 70% más propensos a sufrir de hipertensión enmascarada y aquellos que se sentaban de 41 a 48 horas a la semana eran 51% más propensos a sufrir de hipertensión oculta que aquellos que pasaban menos tiempo en la oficina.

También se registraron datos similares para la hipertensión «visible», la reconocida por el médico durante la visita: los trabajadores infatigables (49 horas y más por semana) tenían 66 por ciento más probabilidades de sufrir de hipertensión, mientras que los que trabajaban de 41 a 48 horas por semana tenían 33 por ciento más probabilidades de recibir un diagnóstico de hipertensión en el consultorio del médico.

«Estos resultados sugieren que muchas horas de trabajo son un factor de riesgo independiente para la hipertensión enmascarada y diagnosticada. Las intervenciones en los lugares de trabajo dirigidas a horarios prolongados podrían ser efectivas para reducir el impacto clínico y de salud pública de la hipertensión», escriben los autores del estudio en las conclusiones.

También puedes leer: Hipertensión y dieta: ¿cuáles son los alimentos que aumentan la presión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.