Rusia: «desastre ecológico» en Kamchatka ha dejado al 95% de los animales marinos muertos

Los numerosos cadáveres de focas, pulpos, erizos de mar, cangrejos y peces han estado abarcando las costas de la península durante varios días en la playa de Khalatyr, la cual es el destino frecuente de cientos de surfistas. Muchos han comenzado a presentar síntomas desagradables recientemente.

Muchos cadáveres de varias especies marinas han estado cubriendo la playa de Khalatyr en la costa de la península rusa de Kamchatka, en el oriente de Rusia. Casi toda la vida en el fondo marino ha sido extrañamente aniquilada, según la denuncia de los científicos al reunirse con el gobernador regional, Vladímir Solodov, después de realizar una expedición en la zona. “Se trata de un desastre ecológico», asegura Greenpeace, ya que encontraron índices de productos petrolíferos cuatro veces más altos que lo legalmente permitido y 2,5 veces más fenol en los niveles del agua.

«Durante los análisis, descubrimos la muerte masiva de la vida marítima a una profundidad de 10 a 15 metros: cerca del el 95% de las especies murieron. Algunos peces grandes, camarones y cangrejos sobrevivieron, pero son una minoría muy clara», dijeron durante el encuentro con el científico de Solodov, Ivan Usatov. Los investigadores de la Reserva Natural de Kronotsky, el Instituto de Investigación de Pesquerías y Oceanografía de Kamchatka (KamchatNIRO) y la sede local del Instituto de Geografía del Pacífico también confirmaron la muerte de la gran cantidad de animales marinos.

El fotógrafo submarino Aleksandr Korobok dijo: «Después de ver las imágenes de la inmersión, puedo asegurar que la zona está pasando por un desastre ambiental muy serio. El ecosistema se ve seriamente afectado y habrá consecuencias a mediano y largo plazo, ya que todo en la naturaleza se encuentra relacionado», agregando que sufrió algunas quemaduras químicas durante la inmersión.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Antón Morozov, director de Snowave, una de las principales escuelas de surf de la zona, fue uno de los primeros en informar que los surfistas habían empezado a mostrar algunos síntomas desagradables: «Muchos han dejado el océano aterrados, ya que en ocasiones los síntomas aparecen incluso sin entrar en contacto con el agua», explicó en un testimonio de YouTube para el canal Jurij Dud. Los síntomas principales son ojos ardientes, dolor de garganta y vómitos debido a la intoxicación provocada por el extraño olor que salía del agua. «Si los responsables tuvieran el valor, admitirían su error e iniciaran con las operaciones de rescate, y así poder hace algo para mejorar la situación» Asegura Morozov.

Pese a que el director de Snowave hizo una denuncia pública y el informe publicado por Greenpeace expuso la situación, las autoridades aseguran que en la zona no han ocurrido accidentes laborales u otros sucesos anormales. El Ministro de Ecología de Rusia, Dmitrij Kobylkine, en una entrevista con Rossija 24, aseguró que los valores de las muestras analizadas eran completamente normales y que la muerte de los animales marinos y los síntomas en los surfistas era causados por un proceso natural de la vida marina. «Después de una tormenta, suele haber un aumento de la toxicidad en esta zona que provoca cambios en las propiedades del oxígeno». Factores como la contaminación del hombre en la zona, fenómenos naturales o los cambios del terreno por un terremoto causado por un volcán, son tres de las causas consideradas por el gobernador de la región.

Los expertos entrevistados por el periódico Novaja Gazeta y la agencia de noticias Ria Novosti plantean la hipótesis de una fuga de eptil, un combustible de misiles extremadamente tóxico desde una de las instalaciones militares ubicadas en Kamchatka. Se trata de una de las regiones más remotas y de difícil acceso, además estuvo cerrada al público hasta la caída de la URSS, para después convertirse en un destino turístico reconocido por su naturaleza, volcanes, ballenas y osos. Solodov aseguró que desplegaría un equipo de expertos para examinar las aguas cercanas a los sitios de pruebas militares de Kozelskij y Radyginskij y así buscar el origen de la contaminación en el lugar.