¿Cómo saber si su perro está enfermo?

Los síntomas que no se deben pasar por alto van desde la falta de apetito hasta rastros de sangre en el vómito.

¿Cómo saber si su perro está enfermo? Mucha gente hace esa pregunta. La razón está relacionada con el hecho de que cuando decides acoger a un amigo de cuatro patas en tu familia, haces un compromiso muy importante y estableces un vínculo emocional sin igual.

Asumiendo que el principal punto de referencia sigue siendo el veterinario, recuerde que hay algunas señales por las que puede entender si su amigo tiene algún problema de salud.

Mi perro está extraño

Cuando se trata de encontrar la respuesta a la pregunta «¿cómo saber si su perro está enfermo?» es necesario consultar en algunas situaciones específicas. Uno de estos es el caso del perro que tiende a lamer en el mismo lugar todo el tiempo.

Esta es una señal que nunca debe ser subestimada y un claro ejemplo de cómo nuestros amigos de cuatro patas siempre ponen el instinto en primer lugar. El acto de lamer es, de hecho, un reflejo automático que los perros ponen en marcha con el fin de aliviar el dolor.

Otras situaciones en las que debe ponerse en contacto con el veterinario son la falta de apetito. Aún más alarmante es el caso del perro que no bebe: en estas circunstancias es fundamental no perder tiempo y contactar oportunamente con el veterinario.

Mi perro está enfermo del estómago

¿Cómo sabes si tu perro está enfermo del estómago? Hay varias señales de advertencia que no se deben pasar por alto. Estos incluyen salivación excesiva, dificultad para moverse, así como una tendencia a vomitar frecuentemente. Los síntomas que acabamos de mencionar pueden ser signos de torsión gástrica, una condición que es el resultado de la excesiva dilatación del estómago.

Continuando con las señales que no deben pasarse por alto y que pueden revelar problemas con el estómago del perro, cabe mencionar una vez más los frecuentes episodios de vómitos. En estas circunstancias el perro puede mostrar los síntomas de una úlcera. Estos episodios se producen incluso si el perro no ha ingerido ningún alimento.

Los síntomas ante los cuales debe preocuparse por la salud de su perro no terminan ahí. Entre otros se puede mencionar el aumento de la sed y la presencia de rastros de sangre en el vómito.

Qué hacer

Como ya se ha mencionado, si usted nota que el perro está enfermo, debe ponerse en contacto con su veterinario. Si todavía no tienes una referencia útil al respecto, puedes tomar en consideración el sitio web del Colegio de Médicos Veterinarios de tu provincia de residencia.