Salud

¿Cómo saber si estamos sufriendo un ataque al corazón?

Si se trata de un infarto, es de suma importancia reconocer inmediatamente la sintomatología para poder actuar de manera rápida y así que un profesional pueda llegar a tiempo y poder salvar una vida.

Lo primero que se debe hacer para poder salvarle la vida a una persona es comunicarse con la línea de emergencias para que envíen a una ambulancia y que lo puedan trasladar al centro de salud más cercano. Pero para poder hacer esto, debemos saber cuáles son los síntomas que un individuo presenta cuando está sufriendo un infarto.

Te mostraremos tres preguntas con su respectiva respuesta que te podrán aclarar las dudas que tengas. Ten presente que siempre en estos casos es favorable correr el riesgo de una falsa alarma a no prestar atención alguna a la situación.

¿Se presenta dolor del lado izquierdo del cuerpo?

Comúnmente, el dolor no dura mucho tiempo, pero si es consecutivo, es decir, que el dolor aparece y desaparece por unos minutos. Normalmente lo describen como una presión algo incómoda en el pecho, es como si estuvieran aplastando esa zona del cuerpo.

Otro síntoma que suele estar ligado a los infartos es la falta del aire, aunque esto no se da en todos los casos. La doctora Erica Jones, profesora asociada de Cardiología de la Universidad de Cornell, Estados Unidos advierte: «es un dolor en el lado izquierdo del pecho que baja por el brazo y sube por el cuello hasta la mandíbula, suele ser una señal de alarma que no debe ignorarse, más aún si se produce durante el esfuerzo físico o al hacer deporte».

¿Estos dolores ocasionan que el individuo sienta náuseas?

Es posible. La profesora Erica Jones agrega: “cuando parte del corazón sufre un daño, se puede ver afectado también el diafragma, esto es lo que genera los síntomas de náuseas y vómito, aunque este síntoma es más probable que lo sufran las mujeres”.

¿Este dolor puede generar un despertar inesperado durante las noches?

Los niveles de ciertas sustancias neuroquímicas se ven alteradas y aumentan considerablemente en ese instante, como en el caso de la adrenalina, lo cual genera que el ritmo cardiaco incremente y se acelere, además de que la presión arterial también se eleva, tanto que puede provocar el desprendimiento de las arterias, lo cual termina generando un infarto. Si el dolor es muy agudo, tanto que logra despertarlo en la madrugada, se debe acudir a la línea de emergencias para que sea atendido inmediatamente.

Síguenos en Google Noticias