¿Sabes para qué sirve el agujero superior del fregadero?

Probablemente te hayas dado cuenta de este segundo orificio en los accesorios del baño, pero ¿te has preguntado para qué sirve realmente?

Con frecuencia descuidamos muchos detalles que observamos día a día. Utilizamos algunas cosas sin preguntarnos para qué fueron diseñados de manera específica. Por ejemplo, ese segundo agujero en el lavamanos o la bañera. Presumiblemente, muchos saben para qué sirve y otros lo intuyen, pero hay otros que no lo saben, aquí les revelaremos el motivo.

Esta es la razón

Este agujero es muy útil y muy importante. Si deseas entender para qué sirve este orificio, quiere decir que eres una persona atenta y muy observadora. Aunque es imposible que no lo notemos, porque lo tenemos que tocar cada vez que limpiamos estos lugares, es algo que no se colocó allí por casualidad y no se encuentra conectado a nada.

Dicho agujero pertenece al sistema de desagüe por desbordamiento. Su intención es evitar que el agua se escape por el borde si el desagüe se encuentra cerrado o atascado. Puede pasar que dejes el grifo de agua abierto, por lo que este orificio sirve para evitar inundaciones y permite que el agua fluya hacia afuera. Este agujero está conectado directamente dentro del lavamanos aun cuando no haya tuberías.

Su aparición se dio por primera vez en Inglaterra. En este país, el agua siempre ha sido un líquido muy preciado por todos, por lo que sus habitantes siempre tienen mucho cuidado de no desperdiciarlo por ningún motivo, hasta el punto que acostumbran a cerrar el desagüe, recoger agua allí e introducirla en un recipiente para utilizarla posteriormente. Una excelente técnica que sirve para reducir el consumo de agua, pero que necesita un “desagüe de desbordamiento” para evitar los desbordes que no queremos.

Sin embargo, en otros países este agujero no es imprescindible, dado que se acostumbra a lavar con agua corriente y el tapón abierto, pero este tipo de orificios son muy importantes en caso de accidentes domésticos o niños traviesos. Gracias a este sistema de drenaje, el agua se secará rápidamente.