LifeStyle

¿Por qué es difícil correr en nuestros sueños?

Bandidos, una situación estresante… Intentas correr, escapar, pero tus piernas no pueden seguir el ritmo. Es como si, de repente, empezaran a pesar una tonelada cada una… Si esta descripción te recuerda algo, eres una de las muchas personas que tienen el sueño más frustrante del mundo: no poder correr. Explicación.

Según un estudio de 2014, nuestros sueños parecen ir a cámara lenta. Para llegar a estas conclusiones, se realizaron una serie de experimentos con «soñadores lúcidos», personas que son capaces de controlar sus sueños. El experimento consistía en cronometrar diversas tareas, como contar, correr, hacer gimnasia… y cronometrar la diferencia entre la acción en sueños y en la realidad.

Y la diferencia es notable… realizar un movimiento en un sueño a veces lleva hasta el doble de tiempo que en la realidad. Sin embargo, según los resultados, la noción de tiempo (contar hasta 10, por ejemplo) sería más o menos equivalente en ambos estados. Esto provoca una discrepancia inquietante.

Las razones que se exponen son las siguientes: por un lado, cuando soñamos que movemos los músculos, éstos, aunque son estimulados, no envían una respuesta al cerebro. Además, el sueño REM implica una disminución de la actividad neuronal.

Pero los investigadores también invocan una razón psicológica para este efecto de empantanamiento. Dado que nuestras piernas son el medio de locomoción más instantáneo en nuestra vida cotidiana, la sensación de quedarse atascado se amplificaría psicológicamente.

Para terminar, sería inútil decirte que nuestros sueños incluyen una parte emocional importante, y que ese sentimiento de ser perseguido sin poder huir es probablemente para ser interpretado a la luz de lo que vives. Pero eso depende de ti, porque los sueños son como el final de la película Origen: ¡cada uno tiene su propia interpretación!

También puedes leer: Descubre por qué no debes tirar las bolsitas de té usadas

Publicaciones relacionadas