¿Sabes por qué tu perro no te obedece?

Cuando tenemos una mascota, una de las cosas que más nos preocupa es cuando no nos obedece y termina haciendo cosas que no son de nuestro agrado. Muchas de las personas que convivimos con un perro en casa o con más de uno, nos hemos encontrado en situaciones difíciles al no ser capaces de controlar su comportamiento.

Los equipos de investigación de tres universidades importantes, Newcastle, Nottingham y Edimburgo, han unido esfuerzos para investigar un aspecto en el comportamiento canino que se parece mucho al comportamiento humano, y han publicado un estudio sobre la fase pre y post puberal del perro en la revista científica Biology Letters.

El punto de partida fue investigar los cambios en el temperamento y la psicología del perro, en particular la inclinación a la obediencia y al entrenamiento, en edades entre 5 y 8 meses, fases que corresponden respectivamente a la preadolescencia y la pubertad.

Enlaces patrocinados

Se analizaron los niveles de obediencia de 69 perros, incluidos Labrador, Golden Retriever y mestizos, y lo que resultó fue que los perros en la fase de pubertad mostraron menos inclinación a la obediencia.

En particular los autores señalaron que “la desobediencia era más evidente en los perros de ocho meses, y aún más pronunciada en los animales que mostraban apego inseguro a los dueños. Un hecho interesante es que el tiempo de respuesta a la orden del cuidador fue mayor que cuando la orden fue dada por un extraño”.

Resultados y conclusiones:

Los resultados del estudio confirmaron las sospechas de los investigadores:

“Muchos han sospechado durante mucho tiempo que la pubertad afecta el comportamiento de los perros, pero nunca se han realizado estudios científicos. Ahora tenemos más información y sobre todo la evidencia de que es una fase pasajera”. Explican los autores del estudio que en esta fase los castigos y la falta de comprensión por parte del propietario son muy contraproducentes.

A ellos le pasa exactamente igual que a un adolescente en plena lucha contra el mundo antes de convertirse en adulto y formar un carácter más equilibrado.

Enlaces patrocinados

Las implicaciones de este estudio son importantes porque muchos perros que pasan por esta fase son devueltos o abandonados debido a la falta de obediencia y la dificultad para manejarlo, pero ahora sabemos que es una fase pasajera que pasará con un poco de paciencia y comprensión.

Gracias a este estudio ya tenemos claro que si nuestro perro no obedece, no debemos castigarlo, se debe trabajar en conjunto para lograr los objetivos propuestos, y recuerda que siempre que haga algo bien, debemos recompensarlo como se merece.