LifeStyle

¿Cuánta orina hay en una piscina? Un estudio científico revela la verdad

Para muchas personas, la piscina es el lugar perfecto para pasar relajarse  o para hacer actividad física nadando un poco. Hay quienes la frecuentan varias veces durante la semana para hacer deporte, o quienes, quizá por la distancia al mar, la utilizan en verano como si fuera una «playa de ciudad»

Sin embargo, una cosa es cierta: es muy probable que todas estas personas se hayan bañado en agua no precisamente limpia. ¿La razón? Es fácil de decir: orina. Si la piscina es un lugar al que acudes a menudo y no puedes prescindir de ella, puede que leer lo que vamos a revelar no te haga muy feliz…

¿Qué dicen los estudios?

Una investigación realizada en el Centro Médico Fariborn en Ohio, analizó cuidadosamente el agua que se encuentra en la piscina, dando como resultado datos que no fueron muy alentadores.

Se considera que entre el 30 y el 40% de las personas que visitan las piscinas orinan en el agua, lo que quiere decir casi un litro de orín por persona. Por lo tanto, pueden ser muchas las consecuencias para la pureza del agua en esos momentos en los que la piscina se encuentra llena.

Pero ¿Qué papel juega el cloro en todo esto?

Se podría pensar que por sus efectos desinfectantes y por el intenso olor que percibimos cuando buceamos, la presencia de esta sustancia podría tranquilizarnos. A pesar de ello, la eficiencia del cloro puede no ser siempre tan evidente. Puesto que, entre mayor sean las cantidades de bacterias que se introduzcan en el agua, más se diluye el cloro y queda comprometida su efectividad.

Además, algunos estudios también han demostrado que cuanto más fuerte es su olor, quiere decir que el cloro está reaccionando al exceso de contaminantes en el agua.

Asimismo, las sustancias que entran a la piscina cuando se llena de orina no son para nada saludables. El acesulfamo de potasio es en realidad un aditivo alimentario que podría reemplazar el azúcar, por lo tanto, al tener reacción con el cloro, puede generar irritación en los ojos y el tracto respiratorio.

Desde luego, no estamos sugiriendo que dejes de meterse en la piscina y disfrutar de este relajante momento, pero sí debe tener muy en cuenta como lo recomiendan los expertos, ducharse siempre antes y después del baño.

Publicaciones relacionadas