LifeStyle

Correr con el estómago vacío no te hace perder más peso

Si algo tienen claro los especialistas en el tema, es que correr con el estómago vacío quema más grasa, pero no te hace perder más peso. Por lo tanto, hacer el mismo esfuerzo de entrenar en ayunas o en cualquier otro momento del día, desde el punto de vista de la posibilidad de perder peso, es exactamente igual.

Por consiguiente, realizar cualquier actividad física con el estómago vacío no tiene ningún beneficio real para perder peso. Solamente cambia un poco la forma en que quemas grasas y carbohidratos, pero no el objetivo deseado. Para comprender mejor esta situación, es necesario entender mejor la forma en la que funciona nuestro metabolismo.

Cómo influye nuestro metabolismo en correr más rápido.

El metabolismo es el motor de nuestro cuerpo que, en cualquier momento incluso de noche cuando descansamos, se queman carbohidratos y grasas. Del proceso metabólico, también se deriva el hecho de que nuestro organismo, que es una máquina perfecta, tiende a mantener estable el azúcar en sangre, siendo el hígado el encargado de esta función, liberando sus reservas de glucógeno en la sangre cuando es necesario. En consecuencia, correr rápido es una de las situaciones en las que el hígado necesita liberar glucógeno en la sangre que, al no tenerlo debido a que llevamos muchas horas en ayunas, la obtendrá del metabolismo de los lípidos, es decir, quemando grasas.

Por ello, efectivamente correr con el estómago vacío quema grasa. Sin embargo, esto no significa que se pierda más peso como ya se ha dicho. ¿Por qué? Esto se da porque nuestro cuerpo es un mecanismo perfecto y como entiende que hemos quemado más grasa corriendo en ayunas, consumirá menos durante el día.

Por ende, si quemamos mucha más grasa por la mañana corriendo con el estómago vacío, nuestro organismo utilizará menos durante el día, utilizando más nuestras reservas de carbohidratos. Por el contrario, si nuestra unidad de control entiende que cuando entrenamos o corremos quemamos más carbohidratos, dirigirá el metabolismo en reposo para utilizar más reservas de grasa.

Entonces ¿vale la pena correr con el estómago vacío?

Fundamentalmente, para bajar de peso de verdad con el entrenamiento físico, necesitas hacerlo a una intensidad alta y para lograrlo o no con el estómago vacío, depende de tus biorritmos y hábitos.