Salud

¿Sabes qué le sucede a alguien que come ajo germinado? La respuesta te sorprenderá

El germen de ajo es el brote que llevan los ajos en su interior. Cuando dichos brotes crecen, la planta se activa para defenderse de cualquier ataque patógeno, liberando más nutrientes.

En realidad, comer ajo germinado es prácticamente igual que comer ajo mejorado. Contienen antioxidantes que actúan efectivamente sobre bacterias y virus y ayuda a tratar una intoxicación alimentaria, puesto que permite combatir los calambres abdominales y la diarrea. Según un estudio científico, si comes ajo después de 5 días de la aparición del germen, estás consumiendo ajo con sus máximos beneficios.

¿Cuáles son exactamente los beneficios de comer ajo germinado?

  • Fortalece el sistema inmunológico, protegiéndolo contra muchas enfermedades.
  • Desintoxica el organismo.
  • Brinda mayores beneficios, porque en la fase de germinación del ajo se forman algunas enzimas que protegen a la planta de patógenos externos, y justamente estas enzimas, permiten que la planta crezca sana y fuerte.
  • Gracias a sus propiedades antioxidantes contrarresta la acción de los radicales libres, los cuales generan el envejecimiento y oxidación de las células.

¿Protege contra el cáncer?

Los expertos señalan que si comes ajo que ha germinado durante 5 días, estás consumiendo un ajo mejorado que contiene poderosos componentes que ayudan a eliminar los radicales libres. Todo esto se debe exactamente a la presencia de enzimas DPPH y ORAC, que se desarrollan en la planta. Esto quiere decir, que consumir ajo germinado tiene una acción protectora contra el endurecimiento de las arterias y contra el ataque de las células cancerosas que podrían provocar cáncer de piel, mama y de colon. Algunos investigadores han afirmado que el extracto de los brotes protege al organismo de los daños neuronales e incluso del riesgo de accidentes cardiovasculares.

¿Cómo debes comer ajo germinado?

Se deben pelar y cortar por la mitad, aquí verás la base del brote que se encuentra en el centro del diente. Para saber si el brote está en excelentes condiciones, este debe tener un bonito color verde, fresco y apetitoso. Si por el contrario el brote ha adquirido un color marrón u oscuro, deberás tirarlo a la basura debido a que no es bueno. Comer ajo germinado es comer ajo de sabor mucho más fuerte. Ten en cuenta que cuando se vaya a utilizar ajo en la cocina, se debe usar una cantidad menor y si eres amante de comer ajo crudo, puedes cortarlo en tiras y agregarlo a las ensaladas.

¿Cómo se puede hacer brotar el ajo?

Para lograr que el ajo germine, se debe poner la cabeza del ajo en un vaso o tasa y agregar un poco de agua hasta que se cubra la raíz. Colócalo en un lugar soleado y verás como aparecerán nuevos brotes. Cuando los tallos miden 8 centímetros es posible cortarlos, pero tan solo el 1/3 de longitud. Puedes usar estos tallos para agregarlos a muchas preparaciones como pescados, carnes y salsas.

Por otro lado, ten presente siempre que el agua en el recipiente debe cambiarse cuando se vuelve turbia. Una recomendación muy especial es que no compres ajo germinado en el supermercado, ya que es posible que tenga condiciones menos óptimas.

Por consiguiente, cuando comes ajo germinado recibes más vitaminas y proteínas, ya que con los brotes tienes un ajo que está en proceso de crecimiento y, por ende, un alimento más revitalizante.

Publicaciones relacionadas