LifeStyle

¿Sabías que beber agua con limón todos los días hace milagros en tu cuerpo?

Beber un vaso de agua con limón cada día puede traer grandes beneficios para tu organismo. De hecho, funciona igual que un potente limpiador, pero con una preparación supe sencilla y con excelentes resultados que ayudan a mantenernos saludables cada día.

Algunas personas recomiendan diluir unas pocas gotas de zumo de limón en un vaso de agua tibia durante la mañana, ya que el agua demasiado fría podría ser un shock térmico que afecta el funcionamiento del sistema digestivo cuando se acaba de despertar.

Hablando de los beneficios, beber un vaso de agua con limón, especialmente por la mañana, puede ayudar a aliviar o prevenir la aparición de problemas digestivos como la hinchazón abdominal, los gases intestinales y la acidez, además de estimular la digestión, haciendo que el tránsito intestinal se vea potenciado. Esto sucede porque los limones son antisépticos y limpian los residuos excesivos presentes en el hígado, los riñones y la sangre. Además, beber un vaso de agua y limón es una de las mejores formas para cumplir con los índices diarios recomendados de vitamina C. Por si fuera poco, el limón también es una buena fuente de ácido fólico y de minerales como el potasio, el calcio y el magnesio.

El limón es rico en minerales, por este motivo se ha convertido en un gran alcalinizante pese a su cantidad de ácido cítrico, y lo cierto es que no es su contenido en ácido lo que determina si tendrá un efecto ácido o alcalino, sino cómo el cuerpo lo metaboliza durante la digestión. Es así como el agua mezclada con el limón ayuda a eliminar las toxinas y combate el estreñimiento y la diarrea, por lo que tienes más de una buena razón para beberla a primera hora del día.

Algunas investigaciones han determinado que Beber agua y limón también mejora la calidad de la piel debido a su alto contenido en vitamina C, sus propiedades desintoxicantes, antibióticas y antioxidantes. Además de sus glucósidos limonoides que son un compuesto flavonoide que puede tener propiedades anticancerígenas.

El consumo de limón y sus efectos en la digestión.

Se ha demostrado que el limón y el agua potencian la producción de bilis por parte del hígado para ayudar a la digestión y el procesamiento de las grasas. Además, las propiedades antibacterianas con las que cuenta el limón pueden ayudar a curar las infecciones en la garganta, para usarlo solo tienes que preparar y tomar una bebida caliente de limón cada dos horas.

Por último, el alto poder antioxidante y los compuestos antibióticos presentes en el limón pueden ser útiles para solucionar o reducir el mal aliento, y muchos estudios han demostrado la capacidad para quemar grasa con la que cuenta el agua con limón y el ácido cítrico, lo cual lo convierte en un gran aliado

Publicaciones relacionadas