San Valentín: ¿Por qué se celebra el 14 de Febrero?

Hoy 14 de febrero se celebra el día de San Valentín, pero ¿Cuáles son los orígenes y el significado de esta fiesta de los enamorados? Aquí te lo contamos.

El día de San Valentín es una fecha muy conocida y celebrada en todo el mundo. Sin embargo, hoy en día esta celebración no es tan significativa como antes, puesto que se ha convertido solo en una cuestión de regalos.

Son muchas las leyendas vinculadas a esta fecha, tanto paganas como católicas y en donde frases de enamorados, cenas, dulces y hasta viajes, acostumbramos a ver en este día.

Veamos sus orígenes

En cuanto a las tradiciones paganas del día de San Valentín, se conoce que los romanos celebraban el día de la fertilidad, en el que invocaban a la divinidad Lupercus. Ese día, se colocaban dentro de una urna los nombres de hombres y mujeres. Luego se sacaban los nombres y de allí se formaban unos lazos que duraban al menos un año. Era un homenaje a Lupercus, quien protegía los lazos. Este ritual romano era conocido desde el siglo IV a.C.

No obstante, también hay referencias de la iglesia en la fiesta de San Valentín. De hecho, la celebración de Lupercus no fue bien recibida por la iglesia. Esta antigua tradición romana se vio de forma incorrecta por los católicos, por lo que se eligió a San Valentín Da Terni para conmemorar ese día.

¿Quién era Valentín?

Según las primeras escrituras que se conocen, podría haber vivido entre el 176 y el 273 d.C. Valentín era un obispo romano y un mártir. Nacido en una familia millonaria, se convirtió al cristianismo para luego convertirse en obispo de Terni a sus cortos 21 años.

En el año 273, Valentino decide ir a Roma a predicar su evangelio, pero el emperador Claudio II, le ordenó que dejara de evangelizar y de convertir a las personas y rechazara su fe, Valentino se negó y por esta razón fue condenado a muerte.

Pero ¿Qué tiene que ver el obispo con el amor?

Existen dos leyendas referentes a esto:

La primera leyenda es de origen europeo y señala que Valentín se enamoró de la hija de un carcelero. Según cuentan, la niña estaba ciega, pero Valentín le devolvió la vista. Al parecer, antes de morir, Valentino le escribió una nota a la niña, firmando “Tu Valentino”. Algo que se ve en las tarjetas modernas del día de San Valentín.

Por otro lado, la segunda razón de su celebración, tiene sus orígenes en Estados Unidos. Según la leyenda estadounidense, Valentín fue el protector de los amantes. Donó algunas flores de su jardín y escogió a dos jóvenes para bendecirlos y que permanecieran juntos por la eternidad.