Se casa y acaba con la vida de su mujer en la celebración de la boda

Un ataque de ira y de celos terminó en un pelea que finalmente acabó con la vida de la esposa.

Los hechos se registraron en una casa privada en la aldea de Prokudskoye, región de Novosibirsk, Rusia, en donde la pareja de recién casados se encontraba celebrando su reciente unión matrimonial junto con varios de sus amigos.

Al parecer, todo se presentó cuando Stepan Dolgikh, de 33 años, se enfureció en medio de la celebración por su boda con Oksana Poludentseva, ya que según el hombre su nueva esposa estaría comportándose de manera incorrecta con uno de los asistentes.

Así lo dieron a conocer los medios locales, quienes también aseguraron que el hombre no conforme con asesinar a su reciente esposa, lanzó su cuerpo por un barranco en presencia de todos los invitados.

Las dos personas se conocieron mientras el hombre se encontraba pagando una condena en prisión, que había sido impuesta por los delitos de asesinato y robo, pero la mujer estaba convencida de que podría ayudarlo a encontrar el camino correcto para mejorar su comportamiento y por eso decidió casarse con él.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Según algunos testigos, el hombre se encontraba completamente borracho y prosiguió a sacar a la mujer de la casa para golpearla fuertemente con patadas y puñetazos. Luego, agarrándola de su cabello, la arrastró nuevamente hasta la casa y la golpeó en la cabeza para luego arrojarla por el barranco.

Los invitados aseguraron a la policía que se encontraban tan asustados para poder intervenir, que solo se limitaron a llamar a la línea de emergencias. En el lugar de los hechos fue detenido el novio por la Guardia Nacional Rusia, quien claramente confesó el crimen.

El investigador del terrible caso informó que el hombre admitió haber cometido el crimen, pero jamás mostró ninguna señal de arrepentimiento.

Tristemente la celebración de la unión de esta pareja rusa fue calificada como “La boda del terror”.