LifeStyle

¿Por qué se dice que romper un espejo trae mala suerte?

Esta es una de las supersticiones más grandes y antiguas que existen. La mayoría de las personas cree que romper un espejo trae mala suerte. De hecho, desde la antigüedad, los espejos son utilizados para ver el futuro.

Por consiguiente, romper un vidrio simboliza la destrucción de los medios que permiten conocer la voluntad de los dioses, lo que conlleva a su ira y, en consecuencia, a sucesos catastróficos. Asimismo, algunos pueblos primitivos tenían por creencia que un espejo roto significaba la incapacidad del alma para unirse con el cuerpo.

Los primeros espejos fueron usados por los judíos, egipcios y griegos, pero eran muy diferentes a los que conocemos hoy en día, puesto que estaban hechos de varios metales como oro, plata y bronce, por lo cual se convertían en objetos bastante preciosos y totalmente resistentes, prácticamente imposibles de romper. Inicialmente se usaron como una bola de cristal real, por medio de la cual se predecía el futuro.

Por el contrario, para los romanos los espejos no solo reflejaban a la persona, sino también su salud, de modo que romper uno era algo verdaderamente aterrador.

La creencia de que romper un espejo trae deshonra por siete años, proviene de la acción de que los romanos estaban completamente convencidos que desde el momento en que se rompía un espejo, la suerte cambiaría inevitablemente durante mucho tiempo.

En Venecia, en el siglo XV, los primeros espejos fueron hechos con vidrio y una capa de plata en su parte posterior. Esto espejos eran de altísimo valor, por lo que solo lo podían tener las familias más adineradas, y los sirvientes que limpiaban estos lugares, debían tener mucho cuidado porque de lo contrario la familia pasaría por siete años de mala suerte.

Al pasar el tiempo, romper un espejo se ha convertido en simplemente un presagio de mala suerte. ¿Qué piensas al respecto?

Publicaciones relacionadas