Se han encontrado contaminantes peligrosos en la pasta integral

Comer pasta integral se ha convertido en un hábito que ha marcado una gran diferencia en la salud de los consumidores habituales de pasta, se trata de un alimento rico en fibra que promueve el funcionamiento intestinal y reduce el riesgo padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer de intestino. Pero, según la revista alemana Öko-Test, las pastas integrales pueden ocultar micotoxinas, pesticidas y otras sustancias nocivas para el cuerpo humano que pueden resultar dañinas y que en algunos casos no es recomendable consumirlas con frecuencia por sus posibles efectos secundarios.

Veamos una lista de las marcas con más altos índices de peligro para el consumo humano:

Es conocida como uno de las comidas favoritas de aquello que buscan comer sano sin tener que renunciar por completo al consumo de pasta. La pasta integral es rica en fibra y su contenido mineral es cuatro veces mayor que el de la pasta tradicional, lo que la convierte en una gran fuente de hierro, magnesio, zinc y vitaminas del grupo B.

Para que la pasta integral cumpla con todos estos requisitos saludables, debe estar libre de sustancias nocivas como pueden ser los metales pesados. La última entrega de la revista Öko-Test presentó un análisis de 20 marcas de espaguetis integrales convencionales y orgánicos, los resultados mostraron que más de la mitad de los espaguetis integrales analizados tenían altos índices de contaminantes residuales que podían representar un peligro para el consumo humano.

La marca que entrego peores resultados después de las pruebas fue la marca italiana Buitoni, es la única en la que se encontró incluso la presencia de pesticidas como cipermetrina y pirimifos-metilo, es importante tener en cuenta que, pese a que se encontraron estos contaminantes, los niveles están muy por debajo de los límites nocivos que son permitidos actualmente, pero, en cantidades moderadas, puede llegar a ser extremadamente tóxicos para animales como las abejas. Además de los pesticidas, también, en otras marcas, se han encontrado residuos de micotoxinas como T2 y HT2 las cuales son producidas por hongo que son contaminantes para los humanos y estos si llegan a superar los índices permitidos para mantener una buena salud, las marcas con altos índices de estas micro toxinas son Newlat, Alnatura, Aldi Sud y BioZentral.

Además de las marcas italianas que son reconocida por los compradores, muy pocas obtuvieron una calificación «satisfactoria»: La marca Barilla, por ejemplo, siempre ha cuidado su producto de altos índices de T2 y HT2, aunque es importante tener en cuenta como consumidor que se corre el riesgo de exceder la mitad de la dosis aceptable de estas toxinas con una porción de alrededor 125 gramos de pasta si se consume con frecuencia. Los mismos resultados entregó la pasta integral de la marca Tegut y en los cuatro espaguetis orgánicos de las marcas Rila, Denree, Rapunzel y Rewe. En solo en una marca se encontraron rastros de metales pesados como cadmio o níquel, y cantidades mínimas de aceite mineral.

Finalmente, los productos orgánicos no están libres de la presencia de micotoxinas. Incluso si las únicas marcas que han superado las pruebas son todas espaguetis integrales orgánicos, es importante considerar que la presencia de todas estas sustancias contaminantes no excede los límites establecidos para mantener el bienestar de los consumidores, por lo que recomendamos comerlas con moderación y estar al tanto de las dosis que consumimos al menos semanalmente.