Se rompe el hisopo de la prueba de covid-19 en la nariz de un niño y muere en el hospital

El niño, de un año y medio, había sido hospitalizado por presentar fiebre muy alta en los últimos días antes del suceso.

Sucedió en Arabia Saudita, un niño de un año y medio murió después de que el hisopo nasal de la prueba de Covid-19 se rompiera directamente en su nariz. La noticia se difundió a mediados de julio en el sitio de información de Sabaq y fue retomada por varios periódicos y medios extranjeros.

Según los informes, el niño había sido llevado de urgencia al hospital debido a una fiebre muy alta, pero, al hacer la prueba diagnostica de Covid-19 para confirmar o descartar la posible infección, el hisopo se rompió dentro de su cavidad nasal, por lo que los médicos decidieron usar anestesia general para poder extraerlo. «Cerca de la 1:00 a.m. me informaron que la operación había terminado y que el doctor había podido retirar el hisopo», dijo el tío y tutor legal del pequeño.

Al día siguiente, un médico especialista debía comprobar el estado general del bebé para asegurarse de que el hisopo había sido retirado completamente y que no había sangrado ni dificultades respiratorias. Pero, por algún extraño motivo, la visita de seguimiento nunca se hizo, según el informe porque el doctor se encontraba de permiso.

El bebé muere por causa del hisopo roto en la nariz.

A la mañana siguiente, el niño perdió la conciencia debido a una obstrucción completa de las vías respiratorias, y pese a que los intentos de resucitación tuvieron éxito al principio, los familiares solicitaron el traslado inmediato a un hospital especializado de Riad, pero la ambulancia se tardó demasiado tiempo, para cuando llegaron, el niño ya había sido declarado muerto.

«El niño se encontraba sano y no presentaba ninguna enfermedad previa», aseguraron los familiares. La familia en medio de su dolor pidió que se investigara la trágica muerte del pequeño y la responsabilidad del personal médico que se hizo cargo de todo el caso. Según los informes entregados, el Ministro de Salud Saudita se ha colocado en contacto con los padres del niño para ofrecer sus condolencias y asegurarles que tomaran todas las acciones legales correspondientes con el fin de que se pueda aclarar el asunto y se identifique a los responsables lo más rápido posible.