Belleza

¿Tienes dificultades para seguir una dieta? Aquí te contamos porque ocurre y cómo solucionar el problema

En términos especialistas, comenzar una dieta y no terminarla se le llama “abandono” y es un fenómeno muy común que le ocurre al 80% de las personas que deciden bajar de peso. El primer y más importante efecto de este abandono es que se recuperan con mucha facilidad los kilos que ya se habían perdido, en ocasiones incluso algunos más. Sin embargo, darse por vencido no es la solución más indicada cuando la salud está en juego, tener el valor de empezar una terapia alimentaria significa hacer un esfuerzo para proteger a nuestro organismo de una gran cantidad de enfermedades, incluso las más graves.

De igual forma, el verdadero beneficio de perder peso o cambiar nuestro régimen alimenticio es que los resultados se mantengan con el tiempo, ya que al cuerpo no le conviene bajar y subir de peso constantemente, puesto que esto desestabiliza el “orden” y es percibido como un insulto por el mismo organismo, el cual reacciona poniendo en marcha mecanismos que compensen estos cambios tan sorpresivos. Por eso, es más sencillo recuperar el peso perdido.

Pero ¿Por qué no puedo seguir una dieta?

Para poder seguir una dieta hasta el final, lo primero es conocer y comprender las razones que llevan a muchos a dejarla.

La principal causa radica en las grandes expectativas creadas por las falsas promesas de los métodos de adelgazamiento alternativos, que muchas veces no tienen pruebas científicas y que son en su amplia mayoría perjudiciales. Perder peso lentamente luego de lo prometido, provoca frustración, baja autoestima y mucho estrés, lo cual impulsa a las personas a consumir grandes cantidades de alimentos en forma de consuelo.

Teniendo esto en cuenta, la perdida de peso va de la mano con el estado de ánimo y la motivación. La decisión de dejar todo de lado se toma de forma drástica e irrevocable, muchas veces dejando de acudir al nutricionista, es decir que se corta todo tipo de relación con el proceso. Esta espiral de sentimientos negativos continúa hasta que uno toma conciencia de la realidad que se está viviendo y se opta por intervenir nuevamente, poniéndose en contacto con otro especialista y repitiendo el proceso.

Entonces, ¿Qué se puede hacer para perder peso de verdad? ¿Existe algún truco o remedio para solucionar este problema?

Por supuesto que sí, de hecho, lo único que debes hacer es seguir algunos consejos. Lo primero es acudir a un profesional que esté especializado y tenga experiencia en nutrición y dejar de confiar en pócimas mágicas sacadas de internet.

Por otro lado, al comenzar una dieta o un programa de adelgazamiento, es importante trazarse metas a corto, mediano y largo plazo, después, hacer un seguimiento de estos objetivos con controles específicos y constantes. La información real es fundamental para que el nutricionista pueda corregir el plan de alimentación si es necesario.

Por último, la importancia del diálogo. Este es uno de los elementos más valiosos, ya que se deben expresar las inquietudes, preocupaciones y ansiedades al especialista sin miedo a ser juzgado o reprochado. No debes olvidar que los momentos de debilidad son comunes, necesarios y relevantes, por lo tanto, deben ser compartidos para ser abordados y tratados.

Síguenos en Google Noticias