Según la edad, a qué hora es mejor irse a la cama

¿A qué hora es mejor irse a la cama? La respuesta a esta pregunta cambia dependiendo de varios factores, principalmente la edad.

Dormir tiene muchos beneficios para la salud física y mental y afectan a personas de todas las edades. Es esencial recordar que la duración y la calidad del sueño evolucionan con el paso de los años. En resumen, el sueño de un niño es diferente al de un adulto o una persona mayor.

El sueño nocturno se divide en 5 ciclos de unos 90 minutos cada uno. Al envejecer, los dos últimos se ven afectados por cambios significativos y la necesidad de dormir se distribuye de forma diferente a lo largo del día.

¿A que hora deberíamos ir a la cama?

Cuando te preguntas a qué hora es mejor ir a la cama, necesitas tener en cuenta varios aspectos. Por ejemplo, hay que saber que una persona de unos 60 años tiene en promedio más dificultades para dormirse que un adolescente y sus noches son más cortas.

También es importante saber que las personas mayores tienden a sufrir más de fatiga durante el día y necesitan descansar y tomar una siesta reparadora. No hay que olvidar tampoco el hecho de que una persona mayor tiende a despertarse a menudo durante la noche y a sufrir trastornos del sueño como la apnea del sueño.

Por lo tanto, para responder a la pregunta «¿A qué hora es mejor irse a la cama?» es necesario tener en cuenta estos aspectos -que en cualquier caso varían de una persona a otra- y considerar si tiene o no la posibilidad de recuperar su falta de sueño durante el día.

Una buena recomendación es no acostarse si no tiene sueño. El mejor momento para ir a dormir es 10 o 15 minutos antes de la hora en que le gustaría quedarse dormido. «Si quiere levantarte a las 7:30 después de dormir 7 horas y media, debe irse a la cama a las 23:45».

Pero, en términos generales, varios estudios han demostrado que dormir de 10 de la noche a 6 de la mañana optimiza los niveles de productividad porque el cuerpo está menos expuesto a fuentes de luz no naturales.

También puedes leer: Alimentos ricos en vitamina D y sus beneficios para el corazón