Cocina, recetas y alimentos

6 tipos de pescado que debes evitar comer

Nuestro cuerpo no es capaz de eliminar el mercurio y algunos pescados pueden contener grandes cantidades de este metal.

El pescado es considerado uno de los alimentos más saludables, pero lo cierto es que no todos los tipos de pescados son igual de beneficiosos. Para asegurarte de que te estás alimentando con lo mejor, hoy vamos a mostrarte algunas especies de pescado que es mejor no consumir.

Tilapia

Mucha gente come pescado para obtener ácidos grasos omega-3, pero la tilapia no es una opción. A diferencia de otros como el salmón, la tilapia tiene bajos niveles de omega-3 y muchos ácidos grasos omega-6. De hecho, los ácidos grasos omega-6 aumentan la probabilidad de padecer enfermedades del corazón.

Si estas en busca de pescado blanco, opta mejor por la gallineta o pez de roca, ya que estos peces se capturan en una pesquería bien gestionada y las poblaciones son abundantes, además, son excelentes en sopas de pescado, guisos o platillos a la sartén.

Atún de aleta amarilla

El atún de aleta amarilla capturado en Norteamérica y Europa puede contener 36 veces más agentes contaminantes que el atún capturado en otros lugares, según un estudio reciente. Entre estos contaminantes encontramos pesticidas, retardantes de llama y bifenilos policlorados (PCB). Te recomendamos elegir mejor el atún blanco o listado, y si eliges el atún de aleta amarilla, asegúrate de que haya sido capturado en el océano Pacífico occidental y no en el océano Pacífico nororiental o en el océano Atlántico nororiental.

Atún rojo

Es común pedir atún rojo en un restaurante japonés, pero deberías pensarlo con más cuidado. El atún rojo está muy sobreexplotado, por lo que se le debe dar tiempo a esta especie para que se reproduzca. El atún rojo del Pacífico se encuentra en peligro de extinción y el atún rojo del Atlántico también se encuentra bajo alarmas.

Pangasius

Es un pescado blanco barato que está ganando popularidad en el menú de muchos restaurantes estadounidenses, el problema se encuentra en que estos peces producen grandes volúmenes de residuos que contaminan las aguas locales y suelen recibir muchos antibióticos. Un estudio publicado en el Journal of Food Science and Agriculture encontró que el 80% de los pangasius están contaminados con la bacteria Vibrio, causante de la mayoría de los casos de intoxicación alimentaria.

Salmón atlántico de piscifactoría

Los peces de piscifactoría se crían en malas condiciones y se alimentan con muchas grasas procesadas para producir peces más grandes. Los peces reciben antibióticos para resistir las infecciones que aparecen en sus tanques superpoblados y las investigaciones aseguran que el salmón de piscifactoría contiene sustancias químicas tóxicas como el metilmercurio y las dioxinas.

Pez espada

Al igual que el atún, los peces de mayor tamaño como el pez espada suelen tener un alto contenido de mercurio. Dado que el pez espada es un depredador, devora a otros peces que también están contaminados con mercurio. En lugar de comer pez espada o tiburón, opta por pescados más pequeños como las sardinas, el lenguado y la trucha, los cuales suelen contener niveles más bajos de mercurio.