Semillas de chía para adelgazar: cómo funcionan y cómo tomarlas

Las semillas de chía contienen una gran cantidad de propiedades que pueden ayudar a eliminar esos kilos de más y nos aportan otros grandes beneficios a nuestro organismo.

Esta semilla originaria de América es un alimento que últimamente se está utilizando con más frecuencia en la nutrición de deportistas y en aquellas personas que quieren bajar de peso. Esto gracias a sus propiedades beneficiosas que lo convierten en un ingrediente indispensable en la alimentación diaria.

Ofrecen el gran beneficio de saciar con facilidad, además son ricas en minerales, proteínas, hierro, calcio, magnesio, fósforo, fibras y antioxidantes, y son una fuente esencial de omega-3.

A continuación, encontrarás las propiedades que hacen que las semillas de chía sean el alimento ideal para aquellos que buscan bajar de peso.

Pueden saciar durante mucho tiempo: las semillas de chía pueden absorber una gran cantidad de líquidos muy superiores a su peso. Esto hace que la persona se sienta completamente saciada y mantenga esta sensación por mucho tiempo.

Ayudan a quemar grasa: estas semillas permiten que el proceso de la asimilación de azúcar sea más lento, evitando así el exceso de insulina. Esto ayuda a que el organismo obtenga la cantidad adecuada de energía en mucho más tiempo. De esta manera el cuerpo funciona mejor y puede quemar grasa más rápidamente.

Aportan energía: gracias a sus propiedades nutricionales, aportan una gran cantidad de energía. Así, podrás sentir energía por más tiempo y esto permitirá que no sientas la necesidad de comer muchas veces al día.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Son una excelente fuente de proteínas: dentro de todas sus propiedades, las semillas de chía también poseen una gran cantidad de proteínas que ayudan a mantener una dieta equilibrada, facilitando de esta forma la pérdida de peso.

Son un gran aporte de fibra: una cucharada al día de estas semillas es suficiente para sentirse saciado. La alta concentración de mucílagos, un tipo de fibra soluble que crece en contacto con el agua, hace que las semillas de chía multipliquen por diez su tamaño en el tracto digestivo y que presionen las paredes intestinales.

Además, las semillas de chía tienen otras propiedades beneficiosas que aunque no estén relacionadas con bajar de peso, también son muy importantes:

  • Son excelentes para la salud del corazón
  • Regulan la presión arterial
  • Ayudan a eliminar el colesterol malo
  • Reducen la inflamación
  • Combaten contra los radicales libres
  • Pueden mejorar el microbioma

Consumirlas con frecuencia ayuda a que nuestro organismo funcione mejor y a mantenernos más saludables. Es recomendable que antes de consumir las semillas se deben dejar en remojo durante al menos 20 minutos.

Hay que tener en cuenta que como cualquier otro alimento que también ofrece grandes beneficios, las semillas de chía pueden tener algunas contraindicaciones. Esto se puede dar cuando se excede en la cantidad diaria recomendada que debe ser de 25 gramos por día. Si se pasa de esta cantidad puede causar efectos laxantes o hipersensibilidad. Es por ello, que siempre se deben seguir las recomendaciones médicas.