Señales de alerta de un ataque cardíaco

Existen muchos síntomas que son útiles para prevenir un ataque al corazón, las señales son más claras si se lleva un estilo de vida saludable con pocos excesos, puesto que permite detectar mucho más rápido esas señales inesperadas, por lo que es necesario aprender a escuchar y dar atención a lo que percibimos de nuestro cuerpo. Hoy veremos algunas señales que se deben tener en cuenta para poder actuar a tiempo y prevenir que se presente un infarto.

Los ataques al corazón y las señales previas antes del suceso.

Vamos a señalar los síntomas que advierten la aparición de un posible infarto. Es importante tener en cuenta que estos síntomas no siempre significan que se trate de patologías del corazón, debido a que también pueden ser señal de alguna otra enfermedad, por lo que si presenta alguno de ellos, le recomendamos acudir a un médico lo antes posible para descartar no solo un posible ataque al corazón sino cualquier otra patología.

Dolor en el pecho.

Este es uno de los síntomas más frecuentes, especialmente cuando no se ha identificado una causa y no se puede dar una explicación en caso de que sea muy frecuente. Además, si el dolor viene acompañado de náuseas o hinchazón cuando se está en ayunas, puede indicar inevitablemente un alto riesgo de ataque al corazón.

Cabe resaltar que es un síntoma que se presenta especialmente en hombres y que puede provenir de un simple dolor en los brazos o dolor desde la mandíbula inferior que se traslada hasta la garganta, los hombros, el cuello y el estómago. Si se presenta este síntoma, es importante comunicarse rápidamente con un médico para que conozca los síntomas y le especifique el paso a paso para cuidar mejor de su salud.

Sudoración excesiva en las mujeres.

Estudios han podido comprobar que se trata de un síntoma mucho más frecuente en mujeres. La sudoración excesiva durante el día y la noche muestra una respuesta defensiva del cuerpo ante la probabilidad de sufrir un infarto, por lo que le recomendamos visitar a un experto lo antes posible si presenta este síntoma para poder descartar cualquier posibilidad de infarto u otra patología.

Fatiga constante.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

En muchas ocasiones no se trata de un síntoma para patologías graves, puesto que puede provocarse debido al trabajo físico, mental, pocas horas de sueño e incluso por hacer muchas tareas al mismo tiempo. Esto lo convierte en uno de los síntomas más común y poco alarmante, pero no deja de ser una de las principales señales que pueden estar previniendo un ataque al corazón, especialmente si se presenta durante la noche o en actividades que requieren poco esfuerzo.

Latidos irregulares.

¿Alguna vez trataste de medir tu pulso cuando estás agitado o estresado? Si puedes sentir tus latidos en partes como las muñecas, garganta, oídos y estómago es una buena señal, pero en caso de que no puedas medir tu pulso con facilidad o sea muy exagerada la medición, deberías consultar a tu médico para comprobar que te encuentras saludable, ya que algo puede estar sucediendo en tu corazón.

Insomnio.

¿Sufres de insomnio o te cuesta demasiado quedarte dormido? Investigaciones científicas recientes han encontrado una relación entre la ausencia del sueño y los ataques al corazón. Antes no se consideraba que las largas horas de actividad sin un buen descanso estuviesen relacionadas con estos episodios, pero si eres de lo que no descansa lo suficiente, te recomendamos empezar a buscar métodos para poder conciliar el sueño o consultar a un experto para poder comenzar un tratamiento especializado. Recuerda que un ataque al corazón siempre suele ser advertido por el cuerpo mucho antes de que suceda. Si quieres un poco más de información, generalmente durante el insomnio debes estar pendiente si se presenta falta de aliento, mareos y náuseas, ya que son una mala señal.

Caída del cabello.

Si eres de lo que se preocupa mucho por el estado de su cabello y recientemente nota que su calidad es muy débil y se está cayendo en cantidades nunca vistas, puede tratarse de un síntoma que advierte la probabilidad de un paro cardiaco. Esto sucede porque los niveles de cortisol en el cuerpo han aumentado rápidamente como una respuesta ante niveles demasiado altos de estrés por los que se encuentra pasando en el cuerpo.